PGA Tour LA

Dos birdies sobre el final le dieron vida a un Joaco que estaba sin aire ni salida en el Biltmore Golf Course. Joaquín Niemann sigue en el segundo puesto del Junior Orange Bowl, pero el líder aumentó su ventaja sobre el chileno.

El australiano Karl Vilips le lleva cinco palos a Joaco, quien con gran reacción pudo hacer 70 (-1) y quedar con -5 en total, empatado junto al argentino Mateo Fernández. La cuesta arriba empezó desde el principio para el chileno, que hizo doble en en el par 3 del 12 (empezó desde el 10), un hoyo nada fácil que posee un trazado de 212 yardas. Con viento se pone peor. Pero luego se fue dándose ganas hasta llegar +1 a los últimos cuatro hoyos: ahí en dos par 4, de las banderas del 6 y 9, sacó el coraje para anotarse con birdies.

Fueron de esos birdies que se pueden recordar en la última ronda. Joaco jugará con el australiano mañana y veremos de qué forma le pondrá presión. Algún momento se tiene que caer y ahi tendrá que aparecer el chileno.

Mientras, el otro chileno, Benjamín Saiz anotó una vuelta de 75 (+4) y con +9 se ubica en el puesto T40. Benja sigue sin ver los birdies en Baltimore e hizo cuatro bogeys en el trazado de Coral Gables.

De esta manera Niemann se va con trabajo para mañana, porque la tercera ronda es la llamada para remontar. No hay otra forma de hacerlo que jugando bien y esperar algún frenazo del rival.