Foto: Manuel Morales/ Puro Golf
Hoy llovieron los bajos scores en la segunda ronda del Abierto de Marbella. Un saldo total de 23 vueltas bajo par, 15 inferiores a 70 y una tarjeta que igualó el record de cancha. Así se presenta una cancha que se ha prestado para el show y con siete jugadores separados por cuatro golpes.
Mark Tullo sigue puntero con -12 tras entregar una tarjeta de 67 (-5). Cuatro años de sequía para el “escocés”, quien justamente ganó su último torneo nacional en Marbella. A pesar de sus sólidos scores, Mark solo tiene uno de ventaja con otro que posee sequía. Benjamín Alvarado (-11), a diferencia, no ha triunfado desde el 2013. Mucha hambre en un grupo que lo cierra Nicolás Cabello. Nico no ha hecho a extrañar a los jugadores que fueron al Sudamericano Amateur y a preparse para el LAAC, su total -10 (dos tarjetas de 67) lo tiene peleando el título y con la chance de ser el único amateur, aparte de Niemann, de ganar un abierto en general siendo aficionado durante esta temporada.
Los aplausos totales, sin embargo, fueron para Juan Cerda. Juanito completó un vueltón de 62 (-10), igualando el mejor de su carrera y la cancha. El chileno empezó con bogey y prendió fuego para hacer dos eagles y siete birdies. Su tarjetón ha sido la más baja de la temporada, más encima, con una racha notable donde viene de ganar Cachagua con puras vueltas bajo 70. Ojo, otro datazo. Justamente con su último triunfo ha logrado que al menos ganará un torneo por año desde 2013. Notable registro y que lo deja como la gran amenaza para Tullo y Alvarado, ambiciosos por volver a ganar. RESULTADOS

Comentarios

Comentarios