Zimbio.com
La última vez que Felipe Aguilar compitió fue en el Abierto de Chile. Su casa y lo ganó luego de un tremendo año en el European Tour, donde disputó la final en Dubai. A partir de este jueves el chileno regresará a las canchas cuando dispute el Abu Dhabi HSBC Championship, su gran pesadilla.
Desde 2006 se juega este torneo en el European Tour y siempre se organiza en la misma cancha: El Abu Dhabi Golf Club. Y de las cinco veces que Aguilar disputó este campeonato, en ninguna pasó el corte. Tajante.
Ese maldito registro es lo que busca romper el valdiviano para empezar el año con el pie derecho. Hablamos de una cancha que suma cada años nuevos retos. Para esta edición, al parecer, los greens podrían estar más duros de los que han sido en versiones anteriores, mientras que caer en el rough es un verdadero pecado. Así que Aguilar lo sabe mejor que nosotros: El drive será su arma mortal para acabar de una vez por todas esta maldición.
Pasar el corte, y algo más, no solo seríá una buena manera de cortar esa mala racha. También sería un buen indicio de que lo que vendrá para el chileno. Este torneo es el inaugural de la gira del desierto en el circuito, donde vienen algunos de los mejores jugadores del mundo producto de las buenas bolsas de dinero que entregan. Buenas actuaciones le permitirán tener una firme base para entrar a los campeonatos Rolex Series del European Tour, los nuevos certámenes «Grandes» del circuito.
Como es de costumbre en este torneo, Aguilar se medirá ante estrellas del golf mundial. Entre ellos, Dustin Johnson, el defensor del título Rickie Fowler, Henrik Stenson, Martin Kaymer, Alex Noren y todo el estelar del European Tour. El chileno, en tanto, tiene hora de salida a las 8.30 de Abu Dhabi (1.30 de la mañana este jueves) con los franceses Romain Langasqué y Gregory Havret.