Algunos de los grandes nombres del PGA Tour vuelven a jugar esta semana en el Zurich Classic of New Orleans. Y quien más destaca es el regreso del Nº1 del mundo, el australiano Jason Day, quien estará presente luego de su participación en el RBC Heritage.

El inglés Justin Rose viene a defender su trono que consiguió el año pasado, igual que otros ganadores como el surcoreano Seung-Yul Noh (2014), el estadounidense Billy Horchel (2013 y último ganador local) y el propio argentino Andrés Romero, quien levantó su primer trofeo del circuito en este torneo.

Desde las Bahamas, con fiesta y vacaciones, regresan los norteamericanos Rickie Fowler y Symle Kaufman , quienes la pasaron de lo mejor precisamente con Jordan Spieth y Justin Thomas. En lo deportivo, Rickie no juega desde el Masters, igual que Kaufman, jugador que en menos de un año pasó de ser novato del Web.com a jugar en la última salida del domingo en Augusta, así que se espera mucho de él.

La lista sigue con Charley Hoffman, reciente vencedor del Valero Texas Open, el australiano Marc Leishman (35º del mundo) y el neozelandés Danny Lee (42º del planeta). En cuanto al campo, el TPC de Loiusiana, sede desde 2007,  no suele ser nada complicado. Los últimos ganadores han terminado -22, -19,-20,-19. Mantenerse en el fairway y preciso al putt serán los requisitos para postular al título, porque la cancha no exige más.

Los jugadores latinoamericanos en el fiel son siete y la encabeza Angel Cabrera, que jugó hace dos semanas el Abierto OSDE de Córdoba, su ciudad natal. Un momento especial es para Romero, que ya demostró que puede ganar en esta cancha y suma puntos para su confianza. Otro argentino es Miguel Ángel Carballo, quien igual que el mexicano Carlos Ortiz y el brasileño Lucas Lee, buscan superar la eliminación que tuvieron en el corte del Valero Texas Open, durante la semana pasada.

El mexicano Abraham Ancer fue el mejor latino del Valero Open y quiere seguir con esa rancha en Louisiana y algo similar pretende el venezolano Jhonattan Vegas que regresa a la acción del circuito.

Estaremos atentos a lo que pasa el jueves y veremos si la cancha se pone más exigente que en versiones anteriores o cede terreno para los scores bajos.