Foto: Emol.com

Benjamín Alvarado está probando nuevamente suerte en el Viejo Continente. Este martes debutó en la primera fase de clasificación Sección C para el Tour European.

Todo se jugó en el Ribagolfe de Lisboa, Portugal y «Benja» tuvo un debut complicado. El chileno tendrá que remar más fuerte el segundo de cuatro días del torneo, puesto que hoy terminó T78.

Una tarjeta de 77 (+5) lo ubicó en esa posición al chileno que se enfrentó una cancha durísima en todos sus aspectos. Un drive errado es perder la pelota y en el fairway hay que hacer Lay Up (reponiéndola) por las malas condiciones. Así que es un reto mental. De hecho, en dos hoyos falló y en ambos anotó dobles bogeys.

La vuelta para el jugador del Polo empezó, de hecho, con un doble. Pero, después de tres birdies y dos bogeys, el chileno se puso par hasta el 6 (partió por el tee del 10). Hasta allí se podía ir tranquilo, pero pasaron por encima dos bogeys y un doble para nublar la jornada de Alvarado.

«Venía bien, pero estaba difícil. Mucho viento y si fallas los greens o fairways te penaliza mucho. Pero es igual para todos y son 4 días, así que tranquilo de que un buen score me vuelve a meter», aseguró el chileno.

«En las Qualys también hay que jugárselas el todo por el todo,  porque pasan pocos. Acá no se puede andar ‘salvando’ los tiros», finalizó.

Todavía quedan tres rondas más para el chileno. Y en parte, tiene mucha razón: un buen score le puede dar un empujón. Clasifican 23 jugadores más los empatados. Es decir, Alvarado está a seis golpes de los que están entrando a la segunda fase. Poco cuando quedan 54 hoyos por jugar.

Mientras, otros latinos destacaron en la primera ronda. El argentino Maximiliano Godoy hizo 70 (-2) para comenzar T8. Sus compatriotas Seba Saavadera T22 (-1) y Julián Lerda T47 (+2), y el mexicano Oscar Frausto T38 (+1). El líderrato del torneo está en manos del inglés Henry Smart (-7).