Foto: Puro Golf / Sebastián Camiroaga
Angostura Country Club ha dejado de ser ese lobo convertido en oveja. Este sábado enseñó los dientes y, a su vez, su peor cara. Partidas largas, sumada a las escondidas banderas con el viento que rugió a lo largo del día, complicaron a cada jugador y que finalmente produjo que ninguno bajara el par.
Benjamín Saíz-Wenz ocupó su 70 (-2) del viernes para seguir liderado en el XV Abierto de Golf de Mostazal. Un saldo que, sin embargo, ya se acabó para el domingo. Lo sigue Maximiliano Orueta, el regalón de Angostura. Maxi ha comprendido que siendo regular y respetando cada rincón de la cancha se puede llegar lejos. En la segunda ronda repitió su 74 (+4), la mejor tarjeta del día, y está a un golpe de Benja. Orueta apunta alto.
Tercero está Sven Dummer, otro regular. Está a dos palos de Saiz-Wenz. Mientras que Jan Hallema no está muerto después de su 79 (+7) y a tres golpes del puntero, igual que Agustín Errázuriz que empató la mejor vuelta de la jornada y está cobrando vida para optar por la victoria. El último candidato, en los papeles, es Nicolás Cabello, a cuatro del liderato. Sí, así es, este domingo seis tienen opciones directas de ganar y aunque Saiz-Wenz tiene la primera chance, el que juegue mejor se llevará el triunfo.
En Damas, Sofía Morgan está a un paso del título, aunque hay que saber cerrar un torneo en Angostura. En la segunda ronda firmó una vuelta de 75 (+3) y mantiene una ventaja de cinco golpes con la segunda y seis con la tercera. La sigue, como lo adelantábamos, Catalina Pastene y después Antonia Matte. Dos jugadores peligrosas y que nadie quiere que le esté echando el aliento durante 18 hoyos, especialmente en esta cancha.
RESULTADOS