Foto: www.difusiondeportiva.cl

Antonio Costa tuvo un óptimo debut en el South to East Challenge, torneo del Big Easy, circuito de plata del Sunshine Tour que lo organizó junto al Mena Tour.

El valdiviano entregó una tarjeta de 71 golpes (par) que lo ubica empatado en el puesto 42º del campeonato. Y en su debut se apoyó en el juego corto, cuyos tiros le salvó de los errores que provocó en el Zwartop Country Club de Pretoria, Sudáfrica.

“Erré un poco más de la cuenta, pero anduve muy bien con el juego corto. Podría haber hecho mucho menos. Pero así es el golf, a veces tienes suerte y otras veces no. Lo acepté bien, así contento”, aseguró el golfista.

Y claro, en el recorrido hizo dos bogeys, uno en cada vuelta, donde en ambos tiró golpes perfectos que volaron más de la cuenta para quedar en las zonas complicadas de alrededor del green  y que ni siquiera su appoach pudo salvar el par. Así de simples fueron sus caídas para caer en las redes del golf.

Lo demás fue positivo. Hizo 16 pares y dos birdies para anotar 35 en la ida y en el regreso. Un resultado que, hasta el momento, lo deja conforme y un score sólido lo ubica en puestos superiores.

“Tengo chances para meterme entre los mejores. De todas maneras. Solo tengo que jugar tranquilo y ser muy paciente” afirmó desde Sudáfrica.

Costa deberá ser más preciso para alcanzar la parte alta del torneo, donde lidera el inglés Haydn McCullen y el sudafricano Bryandrew Roelofsz, ambos con seis bajo par. Mañana será el segundo día del certamen para terminar el jueves, donde el chileno deberá escalar lugares para dejar su nombre puesto en Sudáfrica.