Foto: www.latercera.com

Antonio Costa salió a trepar lugares este miércoles en la segunda ronda del South to East Challenge, válido por el Big Easy, y lo consiguió en el el Zwartkop Country Club de Pretoria. Es que anotó una tarjeta de 69 (-2) para ubicarse 18º en el torneo del circuito de plata en Sudáfrica.

Y en comparación con el primer día, el valdiviano estuvo más activo en su juego. Su salida la comenzó desde el tee del 10 y en el mismo embocó un birdie. Al siguiente hizo bogey y se mantuvo con par hasta el 6, donde aprovechó un par 5 para hacer un letal eagle. Así se iba a los segundos nueve con dos bajo.

Llegaba al 1 con nuevos aires para empezar de nuevo con birdie. Con un sólido juego del drive y sobre el green, Costa se mantenía bajo par y aprovechando la debilidad de hoy: sus hierros. Llegó hasta el 6 y anotó un bogey para finalizar dos bajo par en total y así meterse en el top 20 del certamen, avanzando más de 20 escalones en la tabla.

“Jugué casi igual que ayer en la cancha, pero metí un par de putts más. Mañana hay que seguir subiendo lugares”, sostuvo.

Y claro, la aspiración del chileno para la última ronda es escalar hasta el Top ten, donde está a solo dos golpes. Para esa misión, tiene su propia fórmula mental.

“Lo ideal para mañana es terminar top ten. Pero como siempre, más que el resultado, me importa mantenerme tranquilo durante la vuelta. Así, el resultado me va a acompañar”.

El torneo lo lidera el local Bryandrew Roelofsz con -9 y mañana termina la competencia, donde Costa seguramente querrá subir varios lugares como lo hizo hoy. Y es que un buen lema en el golf es ir de menos a más.