Foto: PGA Tour
Joaquín Niemann podría dar clases de cómo pegarle un hierro sólido o a resolver problemas desde cerca del green. Pero también podría aconsejar sobre algo que un aficionado le carece siempre en una vuelta de golf: Dar vuelta el resultado y terminarlo para bien.
Esa es la principal virtud de Joaco. Tiene una mente nítida y es capaz de resolver problemas en la cancha de golf como un ingeniero en una obra. Ayer tampoco es que haya empezado mal en la primera ronda del US Amateur. Pero en sus primeros nueve hoyos iba +1. Ese resultado lo tendría en el límite del resultado y en su calidad de Número 1 del Mundo no podía desteñir. Finalmente en Riviera, una de las dos canchas que se juega este torneo y donde más trajo problemas a los jugadores, resolvió con majestad su score. Tres birdies para firmar una vuelta de 68 (-2) y finalizar T7.
Niemann está a cuatro golpes de los punteros. Uno de ellos es Norman Xiong, reciente ganador del Western Amateur y principal candidato para llevarse el triunfo. Es un rival a vencer y que desea cazar a Joaco. De todas maneras, lo importante en los stroke play es quedar entre los primeros lugares; no importa si primero o octavo. Al fin y al cabo todo se define en los Match.
Toto Gana vive la otra cara de la moneda. Ayer acabó +4 en el Bel-Air Country Club y en este momento están clasificando los scores de +2 (Y con desempate). Ahora Toto está jugando en Riviera y deberá bajar el PAR para clasificar entre los 64 mejores.