Foto: Puro Golf
Cuando se está preparando para el Sunshine Tour, Matías Calderón está jugando un circuito interno en Sudáfrica llamado IGT Challenge Tour. Y hoy, en la primera ronda del Waterkloof Challenge, convirtió su vuelta en el score más bajo del circuito.
Esa fue un vueltón de 60 (-12). Fuera de serie. Un desatado chileno que dejó un récord histórico en ese tour. Hacer 60, sea dónde sea, es brutal. Matías embocó cuatrobirdies y un eagle por los primeros nueve hoyos y otros siete birdies por los segundos. Descabellado. Hasta se dio el gusto de hacer un bogey en su tarjeta. Jornada de Play Station, como si fuera así de sencillo.
Calderón hace lo difícil para que se vea fácil. En los segundos nueve se desató. Ahí no dejó respirar a la cancha, el Waterflook GC, donde partió con cinco birdies consecutivos desde el 10. Dos pares para luego finalizar con otros dos birdies. Magnífico.
El chileno es puntero por seis golpes y ha dejado en frío a todos los presentes. Su imagen, dedde ahora, da miedo en ese circuito. Antonio Costa, quien también está jugando el torneo, gestó una vuelta de 68 (-4) y marcha T7.
SU TARJETA