Cortesía foto: Little Rock

Foto

El antepenúltimo torneo de la temporada del Mena Tour ha comenzado. La fase deciditoria está siendo esencial para los chilenos. Especialmente para Antonio Costa, quien en estos tres campeonatos que vienen se juega la vida para querdarse en puestos de ascenso. 

Sin embargo, en el debut del Sahara Kuwait Championship fue Matías Calderón quien se lució. El chileno viene con ritmo europeo. Y lo aplicó en el Sahara Golf and Country Club con una vuelta de 67 (-3) que lo ubica T13 y como segundo mejor amateur. 

Matías estuvo impecable en Kuwait. Su juego en el drive y putt es cada vez mejor. Hierros todavía faltan detalles, dice. De hecho, el único error en la cancha fue cuando erró con un hierro en el hoyo 1 quedando su bola injugable. Ese bogey fue el único destiñe de la jornada, porque en adelante abrochó cuatro birdies más. Sobre el greens es una máquina. 

«Estoy contento que lo que más he trabajado en el último tiempo, el drive y putter, están funcionando un poco mejor. Falta afinar un poco los hierros, pero me siento en buen camino. Sigo aprendiendo que es lo más importante», dijo Calderón.

Antonio Costa empezó T34 tras una vuelta de par. Cosas malas y buenas para el valdiviano. El chileno no se sintió cómodo en el campo y rescató una buena vuelta en ese sentido. Eso en lo positivo. Alma de luchador ante cualquier bogey que venía. Pero también Costa se le hizo difícil la vuelta. Y hemos sabido durante estos meses que es lo contrario cuando juega.

En resumen, es más bueno que malo. Costa está a cinco golpes de los altos lugares. Pero también será una gran misión alcanzarlos en estos dos días. 

El puntero es Joe Heraty con -8 y en total 33 vueltas bajo par. Así que  la cancha está atacable de todas formas. Se viene una buena ofensiva de los chilenos.