Matías Calderón se mete en el Q-School del European Tour.

En la ronda final Matías sabía cuál era su objetivo. Y fue una última tarjeta de dos bajo para poder seguir en carrera. Desde un principio logró embocar y en los primeros 4 hoyos se puso -3 para así mantener su juego, a pesar del bogey en el hoyo 11. 
Lo de este joven es notable. En el golf no siempre se hace bajo score cuando juegas bien. Pero Matías ha logrado marcar esa diferencia. Qué cabeza tiene.

Así pudo quedar justo en el puesto 25º empatado. Obra cumplida. Ahora el chileno deberá enfrentar la segunda fase de clasificación. Similar a esta: cuatro rondas para elegir a 25 jugadores. De ahí, la final y lo mismo. 

Así que queda camino, pero la subida más inclinada ya se escaló con éxito.

captura-de-pantalla-2016-10-07-a-las-12-12-15

 

Tarjeta del Chileno: Por http://www.europeantour.com/