Una cortés despedida tuvieron los chilenos en el cierre del ASCORP GOLF CITIZEN Abu Dhabi Open. Antonio Costa se conformó con su última vuelta y Matías Calderón terminó una semana del olvido para prepararse de un gran desafío.
En el Yas Links Golf Club, el valdiviano culminó con una tarjeta de 71 (-1) para quedar T28 con par en el torneo del Mena Tour. Era una cancha complicada para el juego del chileno. Sobre todo porque le costaron hacer birdies en los tres días y un error costaba caro. Hoy, sin embargo, anotó se bajó cuatro veces e hizo un doble y un bogey.
«Hacer una vuelta bajo par siempre es bueno. No fue la semana que estaba esperando, pero voy a tratar de quedarme con lo positivo que hubo», analizó el chileno.
Ahora Costa tendrá un receso de dos semanas, para tomar aire y practicar lo más posible, porque de aquí en adelante se juega todo. Serán los últimos tres torneos de la temporada y los definitorios. El valdiviano está 5º en el Orden de Mérito (los primeros tres entran a la final del Q-School del Asian Tour y los cinco al Sunshine Tour). Entonces sus tres actuaciones finales serán esenciales para postular a otros tours. Especialmente el último campeonato, la final en Omán, que repartirá el doble de ganancias que un evento corriente. Llegó la hora de la verdad…
Mientras que para Calderón no fue el mejor término. Simplemente una semana no compatible que hoy finalizó con una tarjeta de 79 (+7) para quedar T57 (+11).
«No sé que pasó hoy. No le pude pegar a la pelota en los primeros 12 hoyos. Me puse +8 y nada después de un birdie alcancé el +7. Pero, en general, no jugué bien», afirmó Matías.
El ex jugador del Little Rock está 8º en el Órden de Mérito de los amateurs. Pero, su gran desafío está en la próxima semana cuando enfrente la Qualy del European Tour.
El torneo de punta a punta lo ganó el inglés Craig Hinton con -13. La próxima parada del Mena Tour será el próximo 16 de octubre en Kuwait cuando comienze la etapa definitoria del circuito del desierto.