Foto: Getty Images
Quail Hollow está mucho más duro que la última vez que lo jugué en 2012. Es imperativo estar en el fairway«, dijo Tiger Woods horas antes de que empezara su ronda en el Wells Fargo Championship. No lo dijo cualquiera y no deja de tener razón. La condición en esta cancha, una de las más complejas del 2017 en el PGA Tour según expertos, es ponerla en Fairway. Ese detalle ha marcado los caminos distintos que han tomado Joaquín Nieman y Mito Pereira en la primera ronda del torneo.
Niemann solo erró tres fairways y así fue el mejor jugador del día en esa estadística. Notable. Mientras que Pereira falló más de 10, apuntando solo dos en el Quail Hollow.  Así es como Joaco, que vivió una pesadilla en el green, anotó una tarjeta de 72 (+1) y Mito Pereira 81 (+10). Es notoriamente una condición de la cancha, un cumplimiento mínimo que exige para que puedas jugarle, pero también el golf tiene su propia condición de que hay que complementar cada tiro, pues a pesar que el chileno estuvo brillante en el drive, no fue así en el putter y eso priva para hacer vueltas bajas.
Porque hoy los greens estuvieron duros como palos y sus caídas diabólicas impidieron meter. Así sufrió Niemann, que tuvo juego de sobra para agrandarse nuevamente y quedar entre los mejores. Es más. Iba en camino para lograrlo, porque a la altura del Hoyo 15 por primera vez estaba bajo par. En ese hoyo, además, se presentaba un Par 5 y con un segundo tiro de 215 yardas para adelante. De pensar en un birdie terminó en bogey. Al búnker y luego un triputteo desde 5 metros. Al siguiente, un Par 4 de 503 yardas, otro green de tres putts.
De todas formas Joaco ha logrado una sólida vuelta en el inicio del Wells Fargo Championship. Convengamos que jugó en la hora más terrible, con el viento soplando y green pisados y al ritmo de una mesa de villar. En esta cancha se paga y Niemann sabe que tiene una gran oportunidad este viernes, al jugar en un horario cómodo en la mañana y sin la presión de frente con el corte. Cumple la tarea y estarás tranquilo en el club house, porque si hoy estuvo compleja la cancha por la tarde, mañana será peor por esas horas. En cierta forma el día más difícil ya lo tuvo y salió ileso con su vuelta de +1.
El corte, hasta el momento, está en +1. Al límite para Niemann, pero también el Top Ten está más cerca de lo que se ve. El chileno no necesita una lupa, los mira de cerca y al alcance de una vuelta baja. No tanto como hacia el puntero, el estadounidense John Peterson, que en sus hoyos finales acabó con dos eagles consecutivos. Así lidera con -6 y dos golpes de ventaja. LEADERBOARD