Source: Getty Images
Felipe Aguilar comenzó con el pie izquierdo en el Tshwane Open del European Tour. Obligado a reaccionar en una cancha que le ha traído problemas durante este jueves. El chileno arrancó con una ronda de 73 (+2) y se ubica T106º.
El Pretoria Country Club (Waterkloof, Sudáfrica) demanda un juego ordenado. Fallar fairways luego se convierte en un suplicio para sacar el par. Ahí es donde los pares tienen sabor a birdie. Porque los Rough perdonan casi nada. Por culpa de eso Aguilar comenzó con tres bogeys en los primeros cuatro hoyos. Y desde esa base se fue manejando con algunos birdies en los pares 5 hasta finalizar +2.
De todas maneras, su actual ubicación se ve más feo de lo que es. Solo a dos golpes se sitúa de la zona de corte y esa será el único objetivo de alcanzar, porque quedar afuera sería darle la pasada a quienes están instalados detrás del chileno en el Rece to Dubai. Recordemos que, producto que se está jugando el WGC México Championship, solo dos jugadores del Top 100 mundial están en este torneo. Y eso hay que aprovecharlo desde ya.
El Nº1 de Chile necesita una tarjeta bajo par para seguir con vida. Al menos una de dos bajo para quedar par en total y considerar que no hayan otras tantas rondas similares para clasificar al fin de semana.
Aguilar saldrá más tarde este viernes. Mientras que los punteros del torneo son el francés Gregory Havret, el sudafricano Haydn Porteous y el sueco Alexander Bjork con -6. Leaderboard