Foto: Cooperativa

Felipe Aguilar aceleró a fondo cuando debutó en la primera ronda del KLM Open, válido por el European Tour. Tan así que gastó todos los cartuchos al inicio para finalmente firmar una tarjeta de 71 golpes (-1) que lo ubica T48.

Es que el valdiviano partió con birdie-birdie en el The Deutch de Holanda. Y no se quedó ahí, pues repitió otros dos en el 5 y 6. A esa altura tenía pinta de ser puntero. Incluso, si se hubiese mantenido estaría Top Ten. Pero no fue la realidad, porque a partir del hoyo 7 Aguilar hizo tres bogeys hasta el 18 y ningún birdie más.

Buen arranque. Pero también es clave mantener la concentración en una cancha donde si se pestañea haces bogeys. Así de frágil. Su compañero de salida fue su partner de circuito, el paraguayo Fabrizio Zanotti. El nacido en Asunción tuvo un comienzo similar, pues iba -4 hasta el 6. Después hizo dos bogeys y un birdie para un 68 (-3) que lo sitúa en el puesto T21. La segunda vuelta del The Deutch no es nada agradable.

Otro latino que destacó fue el argentino Ricardo González.  Al contrario de sus dos pares, este se inspiró en el regreso y marcó un 69 (-2) en su tarjeta para ubicarse T32. De esta manera, los latinos comenzaron con el pie derecho en una cancha dondees tan fácil bajarse como subirse.

El líder del torneo es el inglés Ben Evans con -6 y a un golpe lo siguen ocho jugadores. Mañana se va a llevar a cabo la segunda ronda, donde la posición de Aguilar es dudosa, pero también alentadora considerando que a unos golpes está el Top Ten.