Foto: National Club Golfer
Grábese bien el nombre del surcoreano Si Woo Kim. Ayer ganó el THE PLAYERS con 21 años y es el jugador más joven de la historia del torneo en llevarse el triunfo en el «Quinto Major». Superó ese récord, con mucha ventaja, al australiano Adam Scott con 24 años.
Este tiene pinta de crack. En dos años lleva dos triunfos en el PGA Tour: En el 2016 ganó en su primera temporada el Wyndham Championship y ahora lo hace en el THE PLAYERS. Como recalca el medio Ten-Golf de España, ahora son cuatro los jugadores que en los últimos 25 años ganaron dos torneos antes de cumplir 22 años: Tiger Woods, Sergio García, Jordan Spieth y Si Woo Kim. Selecto grupo ha entrado el surcoreano y donde todos han ganado el Masters. ¿Será también el primer asiático en colocarse la Chaqueta Verde? No sé, pero este golfista seguro mostrará buen golf como lo hizo hoy en el TPC de Sawgrass.
Kim impuso seguridad para llevarse el triunfo este domingo. Siempre tranquilo. Sin apuros. Como quien moja una galleta en el café. En los últimos doce hoyos agarró el liderato y no lo soltó más. Dos birdies notables en los greens de cristales del 7 y 9. De ahí nueve pares seguidos para llevarse la victoria por tres golpes sobre Ian Poulter y Louis Oosthuizen. 
El golf es una caja de sorpresas. Un día fracasas y otro tocas la gloria. Si Woo Kim jugó en el Web.com Tour antes de llegar al PGA Tour. Entonces por ese circuito disputó las últimas dos versiones del Chile Classic. No pudo en el Prince of Wales Country ni el Club en el Club de Golf Mapocho pasar el corte, de acuerdo a lo que informa el organizador de ese certamen, Alejandro Peric, en su cuenta de Twitter. Tuvo que «fracasar» y esperar hasta julio del 2015 para llevarse su primer triunfo en el Web. Dos años después gana el torneo más importante, aparte, de los Majors, en el PGA Tour. Un dato más aporta en el éxito de este jugador: El entrenador siempre ha sido su padre, quien solo es un golfista aficionado. En su corta y fantástica carrera ha cerrado puertas a cuántas ofertas para entrenarlo y el tiempo le ha dado la razón.
Por otro lado, el torneo ha sido espectacular desde el punto de vista del aficionado. Una real fiesta que se terminó siendo una pesadilla para muchos jugadores. Sub acumulado de 278 golpes (-10) es el más alto desde la victoria de Sergio García en 2008 con 283 (-5) y el séptimo más alto desde que se disputa en el TPC de Sawgrass. El viento sopló en los últimos días y tuvo consecuencia. Sobre todo en el mítico Hoyo 17 con Green-Isla: El 40% de las pelotas cayeron al agua. 4 de cada 10 terminaron refrescándose. Número alto.
Otro que se llevó grandes aplausos fue el español Rafa Cabrero-Bello. Albatros no se ven todos los días ni menos en esta clase de torneos. Rafa embocó uno notable cuando finalizaba su actuación en el Par 5 del Hoyo 16. Le puso música a una fiesta que parecía aburrida con la solidez de Kim. Ese tirazo significó más que un hecho histórico para el campeonato. Pues se bajó tres golpes en su tarjeta y finalizó 4°. Por una madera 3 muy bien pegada aseguró la membresía del PGA Tour para el próximo año, cuando justo la necesitaba más que nunca por sus resultados anteriores.
Bonito y espectacular THE PLAYERS tuvimos. No hubo favoritos ganadores y vimos una joya que brillará con toda luz en el PGA Tour. Quien gane este torneo tuvo y tendrá éxito en el golf mundial.