PGA Tour
Este domingo fuimos testigos de un final emocionante en el Valero Texas Open. Quizás para muchos resultó ser un nombre desconocido y sin importancia, pero luego a medida que fueron pasando las rondas en el TPC San Antonio, la historia sería escrita con la mano, como un sueño hecho realidad.
Corey Conners es un jugador canadiense que hace siete días buscaba ingresar por la etapa clasificatoria al field del torneo previo al The Masters, primer torneo major de la temporada. Hasta ahí todo parecía normal, pero luego vendría lo sorprendente.
Al conseguir la clasificación, Conners no desaprovechó la oportunidad y se transformó en el campeón del torneo, sorprendiendo a todos y marcando un hito que muy pocas veces se da en el circuito mayor de golf mundial.
Resulta que nueve años atrás fue la última vez que «la estrella fugaz» pasó por el PGA Tour. En 2010, Arjun Atwal consiguió ganar el título del Wyndham Championship luego de haber superado la clasificación ese mismo lunes, aunque el premio no sería tan rápido como Conners lo tiene ahora.
No alcanzaron a pasar un par de horas y Conners ya debía volver a la concentración, esta vez para algo mayor y que si mantiene los nervios y este fantástico nivel, podría seguir sorprendiendo. E
El The Masters le abrió las puertas a su último invitado, un jugador canadiense que nadie conocía y que ahora podrá deslumbrar en el torneo más importante de la historia. Corey Conners y un momento para recordar siempre.

Comentarios

Comentarios