Foto: Abierto Los Leones Crédito: José Miguel Jaramillo
La próxima semana, en los primeros días del 2018, un nuevo chileno se encaminará en un rincón del mundo poco común para el golf chileno. Todo porque Cristóbal Del Solar emprenderá rumbo en Asía para desarrollar su carrera como profesional.
El Asian Tour no es un circuito deseado por el chileno y tampoco para el latinoamericano. Distintas razones, principalmente por la lejanía, provocan que prefieran otras competencias para desarrollar su profesión. Sin embargo, Del Solar ha traspasado el umbral y jugará la primera etapa del Qualiflying.
El Viñamarino jugará en una de las cuatro canchas en que se disputará la primera fase. Parte el 3 de enero para jugar 36 hoyos y luego definir a los 80 más empatados sobrevivientes del corte. La cantidad de jugadores que llegará a la segunda y fase final la definirá la organización durante el trascurso de la clasificación, aunque la proyección se calcula entre 20 jugadores.
Del Solar se hizo profesional en junio de este año cuando egresó de la universidad. Estos meses ha jugado algunos torneos del PGA Tour de Canadá, donde con pocos campeonatos disputados estuvo apunto de alcanzar el ránking suficiente para mantener la tarjeta. Luego se probó en el Web.com Tour en la segunda fase y no clasificó a la Final. El Viñamarino estuvo en Chile también con una gran actuación en el Abierto Los Leones, igual que en el Polo. Ahora su suerte está en Asia y en caso de no cumplir con las expectativas, ya tiene un puesto asegurado en el Q-School del PGA Tour Latinoamericano en Argentina.
Si Del Solar llegase a clasificar en el Asian Tour, se cumplirá un gran hito para el golf chileno. Porque faltaría solo uno en el PGA Tour para que todos de los nuestros tengan presencia en cada uno de los principales circuitos mundiales. En el Web.com tenemos a Mito Pereira y Joaco Niemann; European Tour Felipe Aguilar y Nico Geyger, Challenge Tour Hugo León, PGA Tour Latinoamericano Benja Alvarado y Horacio León; Sunshine Tour Antonio Costa y Matías Calderón… Vamos por más.