Secrets Cap Cana
“República Dominicana lo tiene todo, así reza el eslogan del Ministerio de Turismo del país, por ende y sin temor a equivocarme, puedo decir que ser el mejor y el más importante destino de golf del Caribe y América Latina juega un rol importante dentro de esta frase», aseguraba en la inauguración 2019 del DR Golf Travel Exchange Teddy De Lara, presidente ejecutivo de TARGET.
Para una afirmación tan importante no hay mejor opción que ir y confirmarla. Hemos ido las últimas tres ediciones del DR Golf Travel Exchange, sumado a otras expediciones, y la conclusión es la siguiente: Sí, República Dominicana lo tiene todo.
Para el golfista es un paraíso este lugar. Es difícil que te desagrade un campo, aunque seas exigente. De hecho, pasa lo contrario, pararte en cualquier lugar, por ejemplo, de Punta Espada Golf Course es una bendición del «Dios Golf». Lo que trazó en esa zona Jack Nicklaus y su equipo es impresionante.
En esta ocasión hablaremos de cómo fue nuestra experiencia para este viaje que lo realizamos hace algunas semanas; por lo tanto, nos abocaremos a las actividades y descubrimientos actuales, no de pasadas ediciones. Para experimentar todo Punta Cana y República Dominicana, pueden ver aquí otros viajes: Destino Punta Cana
Provenientes del aeropuerto internacional de Punta Cana, el viaje a Secrets Cap Cana no fueron más de 20 minutos. Ya es un agrado haber viajado hasta ahí y más fue ver la entrada de ese hotel que tiene una vista maravillosa y paradisiaca hacia las piscinas, terminando en el fondo con el mar color turquesa. La atención de bienvenida fue excelente y tampoco defraudó durante la estadía.
Luego de disfrutar las comodidades de Secrets, al siguiente día nos levantamos para un seminario que nos otorgó DR Golf Travel Exchange. Quizás para ustedes que piensan en viajar, no les interesa mucho este tema porque no conectan con las vacaciones, pero déjenme decirles que fue un agrado aprender las lecciones de Francisco Aymerich para impulsar el turismo del golf; las puntuales técnicas de Evan Roosvelt de social media en el golf; y el poder adquisitivo de Pete Kowalsk en las relaciones públicas.
Luego del seminario, disfrutamos la playa de Secrets con poseras cómodas, una que otra cerveza para aprovechar el sol y un servicio excelente del personal que atendía en todo momento. Incluso, almorzamos en la misma playa y fue un agrado para luego embarcarnos a otra maravillosa expedición: Parque Ecológico Ojos Indígenas. 
Esa reserva natural nos mostró un bosque tropical hasta llegar a una serie de doce lagunas de agua fresca, donde en la mayoría nos pudimos bañar sin problemas. Es toda una experiencia este lugar porque ves de otra manera Punta Cana. Además, el costo de la entrada es muy bajo, así que es una recomendación ir y pasar una tarde para vivir los cinco sentidos de las maravillas de República Dominicana.
Ahora llegamos al plato de fondo, al menos para nosotros: el golf. Al tercer día nos levantamos para ir a Hard Rock Golf Club at Cana Bay. Un gran hotel acompañado con un entretenido campo, adaptado para el alto y bajo hándicap con distintas partidas. Una cancha, por cierto, que se convierte en una aventura, pues es como jugar en medio de una selva donde la humedad te pone a prueba y sobre todo cuando ruge el viento con ráfagas hasta 40 kilómetros por hora. No sabemos si es obligación jugar con carrito, pero un consejo, hágalo. Así disfrutarás los excelentes fairways y greens. Otro consejo: Juegue por el medio, aunque pierda distancia. En rigor, los rough es selva y no creo que quiera pegar desde ahí…
Luego, Disfrutamos de un servicial y gustoso almuerzo con todas las opciones. Creo que de todas las comidas que tuvimos en Punta Cana, esta se lleva el podio. Mucha variedad y todo de calidad. Después de Hard Rock vivimos una expedición de lujo a TRS Cap Cana, un hotel cinco estrellas demasiado lujoso, para vivir una experiencia tranquila, lejos de la constante actividad. Su ambiente es sereno con piezas de reyes. Aquí, otra vez, cenamos con comidas irresistibles para cualquiera.
Para el cuarto y última día, vivimos una experiencia 360º. Aprovechamos desde temprano Punta Espada Golf Course, que debe ser uno de los tres mejores campos del Caribe. Lo afirmamos sin duda. ¿Y por qué? Descúbralo en esta nota especial que escribimos con nuestra experiencia en ese diseño de Nicklaus.

Destino: Punta Espada Golf Course

Terminado en Punta Espada, nos fuimos a una expedición al Hotel Barceló Bávaro Gran Resort para descubrir su inmensidad y el gran campo de Pete Dye que lo compone: The Lakes. Si quiere conocer más de este lugar, lea nuestro especial en la siguiente nota:

La última expedición: Barceló Bávaro Grand Resort con The Lakes de Pete Dye

Luego, tuvimos una linda y estupenda cena de clausura para despedir este evento que coronamos con la famosa discoteca Coco Bongo a través de shows profesionales con la interpretación de famosos artistas mundialmente. Así, nuevamente, conocimos otro rincón de Punta Cana para confirmar que este país, como dice su eslogan, lo tiene todo.
Como muchos lugares del mundo, alguna vez debes conocer este país y sobre todo si fascinas con el maravilloso deporte llamado golf.

Comentarios

Comentarios