Foto: CNN
Tiger Woods fue el último emperador del golf. Rory McIlroy intentó ser su sucesor, pero tanta competencia privó que el norirlandés dominara en este deporte. El desgobierno en el golf es notorio. Desde que Tiger ganara su último US Open en 2008 se han disputado 36 Majors. Entre esos hubo 23 ganadores primerizos. Los datos son elocuentes.
Pero en el presente este desgobierno ha demostrado aún más su periodo de anarquía. Brooks Koepka es el séptimo ganador primerizo de los últimos Grandes. Atrás están Jason Day, Dustin Johnson, Henrik Stenson, Jimmy Walker y Sergio García. Esta es, de acuerdo a los datos aportados por el sitio web Ten-Golf de España, la segunda mayor racha de la historia del golf, después de las victorias entre Graeme McDowell (US Open 2010) y Webb Simpson (US Open 2012). Entre ese periodo hubo nueve ganadores primerizos. Es decir, si en los dos siguiente Majors lo ganan debutantes ese récord se empatará. Y no es muy loco que suceda.
La pregunta es: ¿Hace falta un rey y producto de ello no hay ningún Tiger o hay muchos Tiger? Cualquier opinión sobre estas dos versiones es válida. Pero es cierto que al menos, por talento, hay varios que se aproximan a Woods. Difícil que por su carisma y arrastre. Pero lo han demostrado en Erin Hill, donde los jugadores pegaban como mula para hacer eagle en un Par 5 de 640 yardas. Por último, en este desgobierno, vale mencionar la competencia que hay. Porque pestañeas y ya hay cuatro o cinco jugadores pisándote los talones.
Además, como ha sucedido en el tenis en el último tiempo, no hay un comité que domine el golf. Por ejemplo, que unos cinco a seis jugadores se impongan con autoridad. Sí, es verdad, este deporte tiene esa particularidad donde cualquiera de los participantes de un torneo pueda ganar. Pero actualmente tampoco existe una elite notoria. El Top Ten mundial ha tenido una intensa circulación en el último tiempo y no se puede discutir que hay cada vez más golfistas que quieren ser parte de esa elite. Todos pueden tener su opinión, pero el golf mundial actualmente no tiene rey.