PGA Tour
Dustin Johnson se ha transformado en un golfista heróico. El camino de su carrera no es horizontal, ni menos aburrida. Al menos, de lo que se haya hecho público, el estadounidense cuenta con un sinfín de aventuras, que hoy lo lleva hasta la cima mundial de golf.
-Dustin es escéptico al liderato mundial. Le hace indiferencia. «No entiendo muy bien el ránking mundial, pero sí que se contar 1,2,3 y veo que voy primero», dijo en tono irónico. Es un jugador que vive el momento. Alejado del glamour, silencioso y sus metas las traza para el próximo torneo que viene. Por supuesto, que el reto más fuerte de todo es ser el mejor y lo es.
-El nacido en Carolina del Sur acumula 13 victorias en el PGA Tour y esas las ha divido en diez años. Sí, durante una década lleva ganando torneos al menos una vez por temporada. Una estadística propia de un Nº1 del Mundo, porque ese registro solo lo supera Tiger Woods, Arnold Palmer y Jack Nicklaus. Espere, otro datazo: ha sido al menos octavo en sus últimos 18 campeonatos disputados.
-Vamos con su juego. Por lejos, el Drive siempre ha sido su mejor aliado. Pero para esta temporada cogió un pequeño cambio. Dejó de lado la M2 de TaylorMade y usó la nueva versión M1 del 2017. En el Genesis Open fue el segundo mejor jugador de Tee a Green. Con ese tiro tiene el 30% de la pega echa. 318 yardas calculó en promedio durante las cuatro rondas. Toma.
-Pero en palos eso no es todo. El putter fue un buen aliado durante la temporada pasada, hasta que llegó a su límite. Durante el 2015-2016 fue el 38º mejor pateador del circuito y en los primeros cuartos torneos de la actual temporada cayó al puesto 190º. Lógico, en el Genesis probó el putter Spider Tour de TaylorMade con grip SuperStroke Counter Core Pistol GT 1.0 y fue el tercer mejor sobre el green en Riviera.
-Dustin es un hombre distinto fuera y dentro de la cancha. Cuando juega es serio y ríe poco. Afuera del campo es un tipo divertido, sobrio y debe tener una que otra historia con fines lúdicos. A pesar que el propio jugador lo negó en su momento, todavía da vueltas los seis meses de los que fue suspendido por consumo de cocaína. Otros rumores indicaron que fue suspendido en otras ocasiones por el PGA Tour y que Dustin lo tapó con una lesión en la espalda. Sea lo que sea. Este jugador se impuso ante las acusaciones hasta ser el mejor.
– Vamos de vuelta al Ranking Mundial, que el próximo abril cumplirá 31 años, cuyo proceso lo podemos separar en tres etapas. La primera desde 1986 hasta 1997: ocho Números 1 diferentes, donde Seve Ballesteros con Greg Norman se impusieron con fuerza. Los otros: Nick Faldo, Bernhard Langer, Ian Woosnam, Fred Couples, Nick Price y Tom Lehman.
La segunda etapa ya saben: Tiger Woods. Dominó desde 1997 hasta 2010, con pequeños cambios del liderato, donde se colaron Ernie Els, Vijay Singh y David Duval. De ocho a cuatro reyes. Pero a partir del 2010 llegó la competencia más dura.
A partir de ahí nueve han sido los Números 1 y eso que han pasado solo siete años desde el cambio de etapa: El propio regreso de Tiger Woods, Lee Westwood, Martin Kaymer, Luke Donald, Rory McIlroy, Jordan Spieth, Jason Day, Adam Scott y ahora Dustin Johnson.
-Por eso es intesante cómo se mantendrá Dustin en la cima. Falta que pierdas un poco el protagonismo y te cazan. Si Jordan Spieth, que ganó dos majors y otros títulos y resultados fascinantes , se quedó apenas 26 semanas es porque nada de fácil está aguantar el trono. Jason Day no ganó Grandes el 2016 y cuando bajó su nivel, se lo robaron . Entonces, la primera tarea para permancer al menos hasta fin de año es defender el título en el US Open o llevarse la victoria en cualquiera de las otras tres citas grandes del golf.