LYNN University
Toto Gana se lució en los National NCAA División II Championship. El chileno comandó a Lynn para llevarlo a la final. Sí, el equipo perdió ante Florida Southern, pero Toto fue de menos a más para ponerse definitivamente el equipo al hombro.
Primero fueron tres rondas de Stroke Play en el Watson Course de Florida. En individuales apenas terminó T45 y si no hubiese sido por dos compañeros suyos que remataron con bajas vueltas, quizás Lynn estaría contando otro cuento. Pero el golf tiene similitudes con la vida. Es sufrida. Pero da revanchas. Toto la tuvo. Y se lo tomó en serio.
Después vinieron los match en los cuartos de final. En esta instancia no solo Toto Gana se prendió. El otro chileno Martín Cancino, que tampoco tuvo una buena actuación en el Stroke Play, puso su gran cuota para levantarse. Ambos ganaron sin problemas sus Match y con la victoria de otro compañero llevaron a Lynn a semifinales.
Pero en semifinales sucedió el clímax. Toto ganó el Match que todos quisieran ganar. El decisivo. Sin ese perdían y no sacaban boletos para la final. Cancino había perdido y otro compañero también. Entonces el chileno mete un putt final para obtener el triunfo en el Hoyo 18 y se puso la capa. Momentos de presión que fue un maní después de pararse a Augusta.
El final de la historia hubiese sido épica si Lynn hubiese ganado la final. Mejor dejémosle a las películas. Igual hubo una historia épica que se protagonizó con golf. No siempre hay final feliz. Toto Gana siguió prendido y ganó su Match en la final. Ojo. Después de finalizar T45 en el Stroke Play, Toto fue el único de su equipo que cantó victoria en todos los match. El golf da revanchas. Y pro detrás pica el indio. Lo mejor, para nosotros que es un triunfo moral, es que los dos chilenos ganaron sus encuentros en las finales y le dieron los únicos dos puntos que sirvió para la ilusión. Aquí no pueden decir que en Chile no hay garra.