Federación Sudamericana de Golf
Mano a la obra. Joaquín Niemann volvió a la competencia para ganar tras un intenso calendario. Su último triunfo por un campeonato de profesionales en Chile fue en el Abierto Las Brisas de Santo Domingo. Por ahí en noviembre. Por eso es que en la primera ronda del Abierto de Granadilla ha partido puntero. Un torneo que se la ha puesto entre ceja y ceja.
Joaco firmó una vuelta de 66 (-6) en un día con viento y greens muy rápidos en Viña. ¿Alguna novedad? No, todos saben que se juega en esas condiciones aquí. No hay excepciones, para hacer -66 en esta cancha, antes que todo, hay que puttear muy bien. Sin manoteos y con control. Así lidera por tres golpes.
La cancha, para ser primer día, amenaza fuerte. En el arranque casi siempre da aire para los jugadores. Pero ahora no. Granadilla ha causado que dos jugadores bajaran los 70 y solo siete bajo par en la ronda. Una escasa cifra, donde además, solo cinco fueron de profesionales.
Juan Pablo Vargas ha instalado la sopresa en el primer día. El hermano de «Fran», incluso, ha superado pocos cortes durante esta temporada y este jueves despachó una vuelta de 69 (-3) para ser el único escolta de Joaco. Siguen cinco jugadores con -2: Nico Geyger, Antonio Costa, Hugo León, Santiago Russi y el aficionado Benjamín Letelier. El del Club Golf Rinconada de Chillán se impone arriba para llevar la bandera amateur. Solo él y Niemann dieron con vueltas bajo par, donde Chaleco Cortés se aproxima con 74 (+2) y otros más lejos en +5. Así que ha sido un excente día para Benja.
Este viernes será día de cortes. A ver quién se salva de esta cancha. Cada día se pondrá más difícil y los pares tendrán sabor a birdie, si no pregúntenle a los ocho jugadores profesionales que entregaron tarjetas sobre 80. A cuchillo en mano.