Dustin Johnson fue el ganador que necesitaba el US Open. Y si un tiro lo llevó a la victoria ese fue el drive, donde pegó unos bombazos para generarse todas las oportunidades cerca de los greens de Oakmont.

Los números que dejó con su juego y su bolsa:

  • Apuntó el 64% de los fairways desde el tee.
  • 76% greens en regulación, DJ sumó más que todos.
  • 316 yardas fue su distancia con el drive, contra los 286 que promedió el field.
  • El drive más largo fue de 378 yardas.