El Club de Golf Las Praderas de Lujan será el próximo destino de dos chilenos. Ambos en búsqueda de la tarjeta del PGA Tour Latinoamericano, donde irán a jugar a esa cancha este martes.

Ellos son Benjamín Alvarado y Christian Espinoza, reciente ganador de Las Rocas de Santo Domingo. Los chilenos jugarán el Q-School del Tour Latinoamericano para conseguir tarjeta para todo el año. «Benja» quiere tener más ritmo en su juego, ya que su estatus del Web.com Tour le permite jugar muy pocos torneos. Mientras, Tiger perdió la membresia el año pasado por no quedar entre los mejores 60.

Pero otro mitad chileno estará en Luján. Se trata de Patricio Simard, de nacionalidad española que ha estado disputando varios torneos de la temporada en nuestro país. Resulta que su madre es chlena y padre canadiense. Ahora se a jugará para entrar el circuito. Pero, claro, en el field aparece como español.

Espinoza es el que mejor llega. Su reciente triunfo en Santo Domingo lo confirma. En Las Rocas estubo brillante ante su -16 en los cuatro días y terminando con vuelta de 65 (-7). Por si fuera poco, en el certamen anterior salió 2º en Marbella. Así que «Tiger» viene jugando bien y recuperado tras su 2016. Sólido, sobre todo, desde el drive y hierros. Dos tiros esenciales para crearse oportunidades.

Para Benjamín Alvarado no es malo el escenario tampoco. Intensa práctica ha tenido el chileno durante los últimos meses y el ex PGA Tour le falta más ritmo de juego. No es broma: Benja jugó muy poco el 2016.

Para conseguir la entrada al PGA Tour Latinoamericano deberán quedar en el Top 30 del torneo. Para la membresía completa hay que ganar el certamen. Los siguientes diez jugadores del tablero tendrán estatus hasta la mitad de temporada y los otros 19 más empatados podrán jugar algunos eventos del Tour. Entonces la tarea es, al menos, quedar entre los 11 mejores.