PGA Tour
Señores golfistas, tenemos un nuevo Número 1 del Mundo. Ese es Dustin Johnson, que hace rato mostraba señales de amenaza a Jason Day hasta que se lo robó este domingo.
El último golpe fue en el Genesis Open en Riviera CC. Arrasante triunfo. Dustin sabía que si ganaba y Jason Day no salía tercero, tomaba el mando. Hecho. El estadounidense se impuso con fuerza: seis palos de diferencia con el segundo y cinco birdies seguidos anotó durante el día. Es un campeón de sangre.
Jason Day entregado. T65 y no pudo cumplir un año en la cima. Veremos cómo lo mantiene Dustin, que el año pasado explotó hasta llegar a ser el mejor jugador del mundo. Al menos tendrá que ganar un Major. El australiano no lo hizo en el 2016 y su lesión de la espalda le terminó pesando.
Hasta ahora lo tiene mercedido: este último triunfo en el Genesis lo notifica todo. Jugó a un nivel supremo y dominó todos los tiros. Desde los drives hasta esos putts de dos metros que dejaba con los hierros.
De esta manera, Estados Unidos vuelve a tener un Número 1 del Mundo en el golf tras Jordan Spieth, que lo perdió hace poco más de un año.