Épico final. Digno para este deporte, que tuvo un medallista de oro tras 112 años. Sí, el golf volvió a los Juegos Olímpicos y lo hizo a la altura de un major para que el inglés Justin Rose se colgara el oro en Río 2016. Henrik Stenson se tuvo que conformar con la plata.

Y es que fue una definición de miedo en el Campo Olímpico de Golf. Hasta el 18, tras pegarse varios golpes cada uno, el sueco y el inglés llegaron iguales con -15. Parecía un match. La escena era de lujo, porque en el par 5 a esas altura tenía un público que entraba al fairway, como si fuera un British de los años 80 siguiendo a Nicklaus y Watson. Tal cual. Dos estrellas, a diferencia, en búsqueda de un oro histórico.

Llegando al green, Rose tenía un putt casi dado para birdie. Mientras que Stenson, lanzando todo a la parrilla, se tuvo que tirar de cabeza desde los cuatro metros al hoyo. Al final, tres putts y birdie para el inglés, quien logró un acumulado de -16 en los cuatro días con una vuelta final de 67 (-4).

El estadounidense Matt Kuchar se llevó el bronce por su gran vuelta final de 63 (-8). El norteamericano pudo acercarse a la plata en dos putts del 16 y 18, cuyas pelotas quedaron colgando en el hoyo. Mientras, en representación latina, el argentino Emiliano Grillo finalizó 8º con -7 y se ganó el derecho de un diploma olímpico. Ya vendrán las medallas.

Quizás estamos hablando de uno de las mejores finales del golf en el último siglo y no pudo empezar mejor este deporte en las olimpiadas. Tal cual, con un ganador de un US Open que se cuelga el oro por primera vez en 112 años. Mientras, un reciente campeón del Open Championship que se puso la plata y uno del Players con el bronce. ¿Qué mejor?

De esta manera, Rose avanzó hasta el puesto 9º del ranking mundial y Henrik Stenson tuvo un premio más que podrá gozar: desde el lunes será el Nº4 del mundo, desplazando a Rory McIlroy.

Si algo tenia que suceder en todos estos años es que el golf volviera a la cita olímpica y en Río 2016 fue el momento exacto. Ahora será de esperar que los Spieth, Day y Johnson aparezcan ansiosos en Tokio 2020. Pero lo importante es que Justin Rose ganó los Juegos Olímpicos golf …y, claro, sin picadura alguna de un bicho.