Foto

Todo pinta para que Henrik Stenson y Justin Rose disputen un épico oro olímpico en el golf. Bueno, al menos, será digno de este deporte que jugadores de talla mundial estén peleando arriba. Porque será necesario que el ganador tras 112 sea alguien como el inglés o el sueco, para que así no miren en menos después en Tokio.

Lo cierto es que uno de los dos será quien se cuelge el oro, afirmando desde la suposición. Es que Rose ha ido de menos a más y Stenson ha jugado al ritmo de la consistecia. El primero hizo dos eagles en tres hoyos y enmarcó un 65 (-5) para subir al liderato con -12. A un golpe lo mira el ganador del Open, que repitió una vuelta de -3.

Fraser está tercero y su primera vuelta de 63 lo tiene en este lugar. Por nada más. Hoy hizo 71 (+1) y aún así está tercero con -9. Todo indica, de nuevo desde la suposición, que irán a cazar al australiano. Porque ese es el primer objetivo de Emiliano Grillo, Bubba Watson y David Lingmerth, los tres 4tos con -6. De ahí, si surge y se abre una puerta, irán por los dos primeros.

Hoy, en cuanto a cancha, estuvo más fácil para algunos y difícil para otros. Para Rickie Fowler y Rodolfo Cazaubón les vino la nostalgia. Los dos empatan en el 14º lugar con -2. Y aunque todavía tienen posibilidades pequeñas de un bronce, su inicio cruel los desavoreció. El estadounidense hizo 64 (-7), la segunda mejor vuelta del torneo; y el mexicano en las últimas dos rondas tiene -8, el mejor acumulado con Rose y Watson. Ese +5 y +4 del primer día condenó a cada uno.

¿Mañana qué nos espera? Bueno, este sábado hubo más ataques al hoyo y esto trajo buenos y malos scores. Al menos, en números,  hubo 25 vueltas bajo par, menos que el jueves (30) y el viernes (26). A ese mismo ritmo, y  con las banderas más escondidas, habrá un recital de riesgo en cada tiro. Inevitalbmente veremos una inspiración y una caída fuerte. De ello seguro, pero no sabemos quién ocupará cada cargo.

LEADERBOARD