Foto: Getty Images

Es lo lindo del golf. Que el Nº 48 del mundo le arrebata al Nº 1 y defensor del título el torneo solo dan consignas que este deporte siempre trae una sorpresa. La victoria de Jimmy Walker (37 años) tampoco fue una revelación en el PGA Championship, pero sí una muestra de coraje en un domingo donde luchó durante 36 hoyos para conseguir su primer major.

Y lo decíamos, la parte emocional era tan importante como cada tiro en el Lower course de Baltusrol. Sobre todo cuando hay una bestia soplándote la nuca todo el domingo para robarte la punta.  Pero el estadounidense triunfó de punta a punta y siempre mantuvo un estado emocional frío. Ninguna sonrisa. Tee-fairway-Green-Hoyo sus objetivos. Nada de Day ni miradas al tablero. Así ganó e hizo por primera vez que jugadores lograran su primer triunfo en cada uno de los cuatro Grandes.

Y se le dio todo para sellar el triunfo. Sí, digamoslo. Por los efecto de la tormenta, la organización mantuvo los mismos grupos para este domingo y cuando se inició la cuarta ronda los cuatro mejores iban en salidas diferentes. Otra cosa si Walker hubiese enfrentado a Day cara a cara. De todas maneras es un justo ganador, que en los últimos 27 hoyos no vio bogeys. He ahí otra clave.

Pero sobre todo en los últimos nueve. En esa vuelta definió el torneo, metiéndola desde el búnker en el 10 y luego un putter de más de 5 metros en el 11. Birdie- Birdie para mantener su ventaja aprovechando la mala puntería que tenía Day en los hierros. El birdie del 17 es para enmarcarlo. Jimmy la tenía a tres metros y antes de patear escuchó los aplausos de la madera 3 del australiano que la dejaba a la misma distancia para eagle en el 18. Cómo hubiese sido ese último hoyo en el caso de que la errara, pero nada, la embocó y inteligentemente aseguró un par  en el 18 para celebrar su primer major con -14.

Jason Day quedó 2º con -13 y no pudo defender su título. Sin majors este año para el australiano que sigue en la cima mundial. Daniel Summerhays fue el tercero con -10 y logró su segundo top ten en Grandes este 2016, mientras que para el cuarto lugar hubo un triple empate entre el sudafricano Branden Grace, el japonés Hideki Matsuyama y el local Brooks Koepka con -9. Henrik Stenson siempre fue amenaza y se derrumbó en los últimos nueve para quedar 7º con -8 empatado junto a Kaymer y Sterb.

Emiliano Grillo también salió como uno de los candidatos para el título. Pero el argentino se bajó del carro en los primeros 18, donde hizo 73 (+3). En los otros 18 mejoró con 68(-2) para quedar 13º con -6. No superó su propio récord en majors y estaba encaminado para ello, pero sin dudas que este jugador pronto lo veremos peleando fácilmente en otro Grande. Capacidades las tiene, solo falta afinar la consistencia mental y explotará bien fuerte. Además, el Chaqueño aseguró su presencia en la próxima edición del PGA Championship y desde el Masters hasta el PGA Championship superó el corte en todos. Solo los buenos hacen esa gracia.

Jhonattan Vegas también cerró una gran semana. Porque el venezolano, tras su triunfo en el Canadian Open, selló un sólido 22º lugar para celebrar su mejor actuación en las tres veces que ha disputado un Grande. Este domingo arregló su caída en la segunda y tercera ronda con un 67 (-3) para finalizar -4 en total. Buen mérito.

Así termina una semana rara en el PGA Championship, pero con un ganador de punta a punta, que sí, puede ser uno más de la lista, solo que ahora su triunfo le da una vez más la razón al golf de que este deporte no solo es para los mejores del ranking mundial.