Felipe Aguilar pasó del paraíso al infierno en el DLF G&C de New Delhi por el Hero Indian Open. Es que el chileno empezó este viernes peleando en los primeros puestos y terminó el día pidiendo la hora tras culminar sobre los 100 lugares.

Así de impredecible y delicado es el golf. Sobre todo en esta cancha, donde ningún jugador, hasta el mismo puntero, se ha salvado de sus trampas. El N°1 de Chile acabó la primera ronda entre los únicos 19 del field que no hizo doble bogey. Este viernes tampoco anotó uno, pero sí un cuádruple más otros seis bogey que finalmente costaron la eliminación. 

El de Valdivia terminó firmando una tarjeta de 82(+10). Amarga noticia para él y nosotros, que sospechábamos otra de sus arrasantes actuaciones. Será para la otra y se podría dar en un mes. Porque ahora el European Tour, aparte del Match Play Mundial, tendrá su próximo torneo a partir del 13 de abril en Marruecos.