Foto: Warren Little/Getty Images Europe
Ahora es cuando hay que apretar el acelerador y no soltarlo. Una dinámica de juego que ha impuesto hoy en la primera ronda del D+D Real Czech Masters Felipe Aguilar. El chileno se ubica T5 (-4) y a dos golpes del puntero.
Que queden ocho torneos para el fin de temporada y no tener asegurada la tarjeta del Europa Tour da para tomar cartas al asunto. Felipe lo ha hecho. Hoy ha marcado una tarjeta de 68 (-4), siendo uno de los dos jugadores que no convirtió bogeys en el Albatross Golf Resort. Así ha sembrado la ilusión, porque no hay otra forma de hacer ese score que jugando bien. Ha salido con los dientes apretados para salir del camino de espinas por lo que ha atravesado esta temporada.
En todo caso, no hay nada logrado aún. De que es un comienzo esperanzador, lo es. Pero hay que ir despacio por las piedras. Mañana es la segunda ronda y son 44 jugadores los que se separan por cuatro golpes.  Este viernes jugará en la tarde, turno donde no salieron las tarjetas más bajas. También hay que poner una cuota de realidad en este cuento tan lindo que podría suceder, porque si Aguilar sigue jugando de la forma que lo hizo hoy, seguramente que para el fin de semana esté en condiciones de salir a ganar.
Lidera el inglés Callum Shinkwin con -6. Corta distancia para que el chileno le eche el aliento este viernes en República Checa.