Foto: www.golfdigest.com

Emiliano Grillo casi no se movió de lugar en la segunda ronda del PGA Championship y terminó empatado en el tercer lugar. El argentino salió al ataque en el Baltusrol GC y su estrategia fue respondida a la perfección: cuatro birdies en los primeros nueve hoyos. En la segunda vuelta bajó la ofensiva, justo en ese cruce de arriesgar o respetar la cómoda posición que lo dejaba. Optó por lo segundo, sana decisión que resultó un 67 (-3) que deja más convencido que nunca al Chaqueño. Sigue en la pelea, evitó el barrido y solo se le escapó por dos golpes Jimmy Walker y Robert Streb.

Walker decidió que este es su campeonato y no bajará los brazos. Porque sus tres birdies seguidos al comienzo fueron un aviso de este jugador que permanece en la punta. En total, 66 (-4) y lidera con -9. Pero, claro, este tercer día se esperan lluvias para Sprinfield, y no podrá gozar de ese clima con lo que ha jugado estos dos días. Si el ritmo lo mantiene, será difícil bajar a Jimmy.

El estadounidense Robert Sterb fue la sorpresa de la jornada. Y podría ser el tapado. Jack Nicklaus ganó su antepenúltimo Grande en esta cancha por el US Open de 1980 y su inicio fue de 63. Hoy Streb, aunque fue en la segunda ronda, anotó 63 (-7) y se convirtió en el jugado Nº 30 en hacer ese score en un major y 14º en un PGA Championship. Empatar ese récord te vuelve un natural candidato y solo este sábado sabremos el convencimiento de este golfista que solo ha ganado un título en el PGA Tour y que actualmente lucha en el puesto 112º del ranking de la FedEx Cup para aguantar su tarjeta (los 125 entrán a la siguiente temporada). Son esas sorpresas peligrosas. Ojo.

Cuidado con los que vienen atrás : Jason Day y Henrik Stenson. El Nº1 del mundo se dedicó a meter y hoy empata a Grillo en el tercer puesto con -7. Su 65 (-5) fue un escalón para el australiano que se ha dispuesto  defender su título a puro putter. Al sueco lo vimos activo en la mañana sobre el final, porque al principio dio señales de que se iba a alejar. Pero no. El ganador del Open se lo propuso como en Royal Troon y convirtió cinco birdies para ser 4º con -6.

Martin Kaymer, Patrick Reed y Brookes Koepka son quintos con -5. Sí, el PGA Championship está para cualquiera que se decida. Incluso, para Jordan Spieth. El tejano giró su cabeza y cada vez anda más fino en Bartusrol. Primero se recuperó de forma magnifica el jueves y hoy se instalaba con -4 hasta que apareció un bogey en el penúltimo hoyo. Sí, dolió y puede que marque la diferencia, pero Jordan se ha metalizado para este sábado meterse en los grupos finales del domingo y ahí quién sabe.

Jhonattan Vegas venía con ritmo y se apagó con dos bogey seguidos en el 15 y 16. El venezolano se fue dolido con un 71 (+1) que lo bajó al puesto 34º con -1. Por lástima, fue parte de ese barrido y se aleja de la ilusión que se le pasó por la cabeza durante este viernes. Mientras, Mickelson revivió sobre el final y superó el corte, no así para rory que tuvo un fatídico final. Qué decir de Dustin Johnson, que de principio a fin no se llevó bien con la cancha.

El torneo, decíamos, está para cualquiera. Pero seguimos viendo sólidos a Walker y Grillo, que están firmes arriba. Esos valen y no importa quién venga detrás. Esta tercera ronda será diferente, eso sí, porque las gotas caerán y el deslice le puede tocar a cualquiera.

Leaderboard