Foto perteneciente a Zimbio

Felipe Aguilar sigue con los objetivos bien claros en el European Tour: llegar a la final en Dubai. Queda un torneo y ese es el Nedbank Golf Challenge, segundo de las Series Finales. El chileno tiene que mantener su puesto 57º en el Race To Dubai (entran 60) y llegará sin problemas tras el certamen en Sudáfrica. Pero ahora se sumó otro visor en su mente, uno muy sabroso y que el valdiviano lo mira con ganas.

Es que si en el final Race to Dubai termina dentro de los 30 mejores conseguirá un cupo para el The Open 2017. Un lujo. Y cuidado, que esa chance no está imposible para conseguirla. Aunque no deja de ser difícil. Siete millones de Euros reparte el campeonato y una sólida actuación o mejor dicho un Top 10 lo acercará al objetivo para luego rematar en la final de Dubai. Clasificar a un major ( y sobre todo al British) sería la mejor corona para sus 42 años recién cumplidos.

Pero eso es ficción aún y hay que hacerlo realidad solamente con bajos scores. Y para ello estará difícil. No es nada sencilla la cancha donde se jugará el torneo: El Gary Player Country Club de Sun City. Más aún con las presencias que aparecen en el field: El regreso de Henrik Stenson (que si gana el torneo y Willett no termina 2º en solitario triunfará con anticipación en el Race To Dubai), Danny Willett, Alex Noren, Rafa Cabrera Bello, Thomas Pieters, etc. En resumen, los mejores del año y algunos del mundo.

El torneo comienza este jueves. Desde ya colocamos dos objetivos para Aguilar: el primero es asegurar su presencia en la final y la segunda más ambiciosa: acercarse hasta los 30 mejores del Race lo que, al menos, necesita comenzar en Sudáfrica con un Top 10 para recién acariciar la posibilidad de jugar el The Open 2017.