Andrew Johnston partió entre los mejores y finalizó siendo el mejor. Había estado muy cerca en otras oportunidades de ganar un título en el European Tour. Pero este domingo llegó su momento luego de consagrarse campeón del Open de España en una semana que dejó muchos heridos.

El inglés fue el mejor sobreviviente del Real Club Valderrama, una cancha que no permitió, ni siquiera al ganador, terminar con acumulado bajo par, instancia que no ocurre desde el US Open del 2013 cuando Justin Rose triunfó en el segundo major. Hoy Johnston finalizó con una vuelta de 70 golpes (-1) que le permitió, con rasguños, levantar el trofeo.

Porque el reciente campeón de España tuvo que lidiar con muchas pisadas de talones que le venían haciendo. El holandés Joost Luiten parecía nunca rendirse. A partir del hoyo 12, donde venía +2 en total, no dejó de hacer pares y la caída no se venía de él. Pero las zancadillas más fuertes venían de Sergio García. El español se demoró en despertar en el torneo, cuya misión hoy fue, desde el +7, alcanzar a los líderes. Así “el niño” embocó tres birdies en la ida y en el regreso Valderrama le entregó la factura para hacer dos bogeys, además de tres birdies más que lo hicieron finalizar +3 en el 3er puesto, insuficientes para el +1 del inglés.

Por eso Johnston dependió de él. Con presión pudo “derrotar” a la cancha y a los jugadores que lo quería cazar. El birdie que embocó en el 16 fue esencial y una verdadera bomba para sus rivales que lo venían persiguiendo. Fue justo ganador y repitió por segunda vez consecutiva la victoria inglesa en suelos españoles.

En esta semana agitada se tiene que conmemorar a Valderrama, un club que puso las condiciones del día 1 al 4 en el Open de España. Seguramente se repita el torneo en este escenario, porque lo que mostró en los cuatro días de competencia fue fabuloso para el golf, demostrando que Europa nuevamente no tiene nada que envidiarle al PGA Tour.

Este historial dejó Valderrama en los últimos campeonatos que se han jugado: en 2011 Sergio García ganó el Andalucía Masters con -6. El mismo certamen en 2010 Graeme Mcdoweel triunfó con -3; Volvo Masters en 2008 el danés Soren Kjedelsen con -8 fue el mejor y en 2006 Justin Rose con -1 salió campeón del Volvo Masters.

Y en esta ocasión Andrew Johnston lo hizo con +1, un torneo y acumulado que quedará en el recuerdo.  Aplausos para el inglés y Valderrama.