Foto: Getty Images
Algo inédito ocurrió este fin de semana y que plasma el buen momento del golf chileno en el exterior. Internacionamente, el nombre de Chile en materia de golf,  causa impresión. Y cómo no. A nivel amateur con los tres triunfos de nacionales en las cuatro ediciones de LAAC, sumadas a los logros de Niemann, entre otros, no genera más que admiración y que otros países, que duplican la cantidad de golfistas, se preguntan cuál es la verdadera operación para tener ese éxito.
Ese éxito, esta vez, se reflejó a nivel profesional. En esta época, el PGA Tour se está jugando con su circuito oficial y sus tours satélites; es decir, el Web.com Tour, el PGA Tour Latinoamérica y en periodo de Q-School para el PGA Tour Canadá. A excepción del PGA Tour de China, en todas las otras competencias mencionadas hay chilenos como protagonistas.
Y eso se ha reflejado en las últimas semanas y por sobre todo en la reciente. El caso más notable es el de Joaquín Niemann. Joaco está en la boca de todos, incluso en los expertos del PGA Tour, por su actuación en el Valero Texas Open, cuya sexta posición ha sido la mejor actuación de un chileno en este circuito y a su vez el mejor debut de un latino en el profesionalismo del PGA Tour.
Ya tener a un protagonista en el mejor circuito del mundo es una manera de reflejar el éxito del golf chileno. Pero también lo que ocurrió en el Web.com Tour. En esta ocasión, durante el North Mississippi Classic, Mito Pereira no ganó ni fue Top Ten, pero lo que hizo en el segundo día  demuestra la calidad de nuestro golf. El nacional logró la tarjeta más baja del día, un 65 (-7) que mostró el carácter de este jugador quien tuvo que remontar seis golpes a través de ese score para superar el corte. Finalmente quedó T55 en el torneo, aunque el clima no le jugó a favor ya que el torneo se cerró tras la tercera ronda por lluvia y Mito venía tan inspirado el domingo como en su segunda jornada para buscar puestos altos del tablero.
El PGA Tour Latinoamérica ve aún más el éxito de los chilenos. Cristóbal Del Solar ganó en el Abierto del Centro y en este momento se ubica T4 en el Orden de Mérito lugar, por cierto, que lo está dejando con tarjeta en el Web.com Tour. A la semana siguiente, otro chileno casi gana un torneo. Ese fue Benjamín Alvarado en el Molino Cañuelas Open, donde Benja lideró el campeonato hasta la última ronda. Un tablero muy apretado vio que un pequeño error lo atrasó hasta el puesto T5. Una gran actuación, considerando que este jugador que ya estuvo en el PGA Tour está cada vez más cerca de volver a ganar. Tampoco hay que dejar de lado a Horacio León. El jugador que ha ganado dos Series del Desarrollo, lleva tres cortes superados en los cuatro torneos de temporada y va por buen camino, al igual que sus compatriotas.
La guinda de la torta es la actuación de Cristóbal Del Solar en el Q-School del PGA Tour de Canadá. Dado que este circuito se topa en muy pocos torneos con el Latinoamérica, al chileno se le ocurrió jugarlo los dos en paralelo. Qué mejor idea, porque en este momento el viñamarino es puntero parcial de la primera ronda de clasificación en el Lakeland de Florida en Estados Unidos.
Más allá de los que está ocurriendo en Europa y África con Felipe Aguilar, Nico Geyger, Hugo León y Matías Calderón, el PGA Tour y sus circuitos satélites está siendo otra vez el camino más atractivo para los chilenos que, a su vez, demuestran su alto nivel en las competencias más complejas.