El Players Championship tuvo su primera ronda desarrollada y Jason Day se lució en ella. El australiano tuvo una vuelta sin errores y con récord incluido para colocarse como líder exclusivo del considerado “quinto major”.

Las condiciones climáticas de Ponte Vedra Beach fueron positivas para los jugadores, porque el día estuvo soleado, sin viento y con greenes  blandos. Los jugadores lo aprovecharon y el que más lo hizo fue el Nº1 del mundo. Day firmó una tarjeta de 63 golpes (-9), con nueve birdies y sin bogeys.

Y el australiano aprovechó la entrada que ofreció los greenes para embocar. En su vuelta se dejó 15 oportunidades para birdie, aprovechando nueve y terminando con 24 putts en total.  Con el putt es una bestia este jugador que se convirtió en el candidatos de todos para ganar el domingo.

Pero no solo se lució Day en la cancha, también lo hizo en los registros históricos. Su 63 igualó el record más bajo de esta cancha que poseían Fred Couples (1992), Greg Norman (1994), Roberto Castro (2013) y Martín Kaymer (2014), quien fue el último en ganar de punta a punta.

Pero mañana será otro día. El Nº1 enfrentará a una cancha más dura y a los cinco jugadores que lo persiguen con -7: Cameron Tringale, Shane Lowry, Justin Rose, Bill Haas y Brendan Steele, además de los 16 que acechan con cinco y seis bajo par. Y si Day tiene buena memoria, el año pasado comenzó con 69 (-3) y el viernes hizo 83 (+11), que lo dejó eliminado. Pero el difícil pensar en esa situación con lo letal que estuvo hoy.

Los latinos presentes tuvieron buenos y malos resultados. La sensación es el venezolano Jhonattan Vegas, un jugador que viene con mucha confianza y que hoy lanzó 67 tiros (-5) para ubicarse 13º con la posibilidad de pelear arriba. El argentino Emiliano Grillo jugó un golf luciente y fueron errores que lo hicieron firmar 71 (-1) para terminar 62º, igual que el colombiano Camilo Villegas, que tuvo buenas recuperaciones en Sawgrass.

Mientras, el argentino Fabián Gómez tendrá que trabajar para superar el corte mañana, porque su vuelta de 73 (+1) lo deja complicado para seguir el fin de semana. Más difícil la tiene el mexicano Carlos Ortiz, que hizo 77(+5).

Mañana se espera un día más exigente para el Players, sobre todo para los jugadores que salgan tarde, donde los greenes y el factor climático pueden influir en scores más altos. También un día decisivo para los latinos, donde tendrán que mantenerse y otros embocar harto para aspirar jugar el sábado.