Getty Images
Si ayer hubo una definición emocionante en el Abierto del PWCC, esa fue en damas. Paz Echeverría y Antonia Matte sostuvieron un duelo mano a mano en la última ronda, donde finalmente salió a favor de la ex jugador del LPGA en playoffs.
Echeverría firmó una última tarjeta de 69 golpes (-3) y ese le permitió empatar el resultado final a Matte, que venía liderando desde el principio del torneo. Siempre en las victorias se esconden claves que hicieron posible ese triunfo. En este caso, para Paz, fue un “swing de emergencia”.
“La verdad es que estoy contenta, había tenido una semana bastante difícil. Estaba incómoda con el swing y hoy en la mañana (domingo) antes de salir a jugar, estuve con mi coach, que me dio un par de tips y jugamos hoy con lo que se llama ‘swing de emergencia’. Algo así como lo suficiente para poder jugar hoy día. Así que contenta por hacer ese score“, comentó la ex jugador del LPGA, quien aplicó esa técnica que es una moneda al aire: puede salir todo bien o todo mal. Para Echeverría ocurrió la primera opción.
Y es que, en rigor, Paz hizo todo perfecto en la tercera ronda. Sin embargo, el putter fue su seguro de vida en toda la semana. Con ese palo, se mantuvo en carrera en los primeros dos días, mientras que en la tercera jornada metió cuanto putt se le cruzó sobre los greens del PWCC, donde justamente uno de los más claves fue en el hoyo 18 cuando embocó para birdie y así forzar el desempate.
Toda la semana putté súper bien y eso me deja tranquila, porque precisamente ese no es mi fuerte, pero esta semana me ayudó estar bien, porque con greens súper buenos como estos lo pude sacar adelante“, dijo Paz.
Luego agregó: “La ilusión de ganar siempre está, pero no me sentía cómoda desde ya hace un par de semanas atrás. Venía, más que nada, a agarrar ritmo de competencia, ya que tenemos en un mes más Copa Los Andes. Y por ende me interesaba jugar esta semana bajo presión y dado a eso, donde jugué prácticamente un match contra Antonia, lo pude hacer y quedé feliz por cómo salieron las cosas”.
Una de las grandes misiones y compromisos de Echeverría es Copa Los Andes. Sin ir más lejos, ella encabezó el último equipo de damas chilenas que se trajo el triunfo. “Yo creo que sí podemos ganar. Todas debemos tener la suerte a nuestro lado, vamos con muy buen equipo y las ganas están. Tenemos que seguir preparándonos para llegar bien. Las chances están y va a depender de nosotros si llegamos el sábado (día final) con opciones de ganar“.

Comentarios

Comentarios