El golf tiene una gran virtud, que ni siquiera otra parte del cuerpo la entrega: fuerza mental. Esa clave ha desarrollado Hernán García desde que pescó un palo de golf. Con una malformación en su mano derecha, Hernán ha sido capaz de superar la vida a través de este deporte y hace algunas semanas tuvo su primer desafío. Es que fue el primer chileno en jugar un torneo internacional de golf adaptado cuando disputó el International Disabled Golf Championship entre el 15 y 19 agosto. Lo especial fue en el Pumpkin Ridge Golf Club y que en cuya cancha Tiger Woods conserva un par de victorias.

Hoy, en una entrevista exclusiva para Puro Golf, Hernán nos cuenta su experiencia de disputar el torneo internacional, la aspiración de jugar en Europa y del golf adaptado en Chile y Latinoamérica.

– ¿Qué sensación te dejó el torneo que disputaste en Estados Unidos?

“En pocas palabras, la sensación de estar allá es el hecho de poder concretar el viaje y que marcas como la viña Santa Rita y Cencosud confiaran en mí y me apoyaran en este gran proyecto. La palabra increíble lo describe mucho porque llegué a un lugar donde el torneo estaba hecho para personas con discapacidad y me encontré con un número importante de jugadores que le pegaban muy bien a la pelota”.

“Tener más de 70 personas con distintas discapacidades, todos pegándole muy bien, con gran nivel y llegar allá fue todo un sueño y que vengo remando hace más de cinco años. Faltan palabras para describir la sensación y lo emocionante que fue. Llevo jugando 10 años y nunca me había sentido así”.

– ¿Qué nivel hubo en ese campeonato?  ¿Crees que puedes llegar a estar a la altura de ellos?

“Fue otra de las cosas que me sorprendió, a pesar que sabía que era un torneo para golfistas con discapacidades. Llegar y ver  el nivel que tenía fue sorprendente. Claro, acá nunca había visto una persona que tuviera una condición parecida a la  mía y que le pegara a la pelota. Pero estar presente y ver  cómo le pegan y la solidez que tenían es realmente fantástica. Cuando comenzó el torneo hubo dos tipos que jugaron bajo par y uno de ellos juega con solo una pierna y mantiene el equilibrio porque no usa prótesis. El primer día tiró uno menos como si nada. Entonces creo que eso es un punto importante para destacar. Acá la gente no sabe nada sobre el golf adaptado y  el nivel  es casi igual, como en cualquier torneo chileno. Un tipo que le falta una pierna y haga bajo par es sorprendente”.

“La diferencia entre cómo le pegaba uno y otro a como lo hago yo era muy poca. El tema es cómo se plantea el torneo. Creo que a mí me falta harto para aprender a jugar mejor”.

 – ¿Cuáles son tus objetivos como golfista?

“Quiero mantenerme jugando lo más posible para el próximo año y ojalá meterme dentro de los 15 mejores jugadores de Europa. Allá hay un circuito donde se juegan varios campeonatos, casi 12 al año. La idea es poder llegar a meterme en más de uno. Pensando más adelante, obviamente es ganar uno y llegar lo más lejos posible. Otro objetivo muy importante es dar a conocer el golf adaptado en esta parte del mundo, porque estamos muy lejos todavía. Creo que es fundamental mostrar y dar de conocer que sí hay personas que tienen discapacidad y que pueden competir”.

-En eso último que mencionaste, ¿crees que se está desarrollando el golf en tu especialidad en Chile y Latinoamérica. ¿Por qué?

“Claramente el golf adaptado no está desarrollado en Chile ni en Latinoamérica. Son casos puntuales de jugadores que se están moviendo y que están viajando a los países desarrollados en la materia. Falta mucho y creo que no es un tema del golf, sino de discapacidad en general.  A nivel de país nos falta mucho en comparación de Europa y Estados Unidos”.

“Pero también lo tomo a nivel personal,  muchas veces criticamos, pero hoy en día depende del trabajo de cada uno para cambiar esto. Y si muestro mis capacidades en las redes sociales y entrevistas puedo generar un cambio y el día de mañana sí desarrollar el golf adaptado en Chile.

 -Comenzaron los Juegos Paralímpicos. Aunque el golf no está presente,  ¿te hubiese gustado participar y te ilusiona hacerlo alguna vez?

“Como comenzaron los Juegos Olímpicos con golf, hace que para los Paralímpicos también esté en conversaciones. Es algo que se viene hablando hace mucho tiempo. Pero no es fácil, ya que tienen que cumplir con varios requisitos de números y nivel de juego. Obviamente es uno de mis objetivos.  Me encantaría representar a Chile. Sé que va a entrar porque están haciendo todo lo posible, pero podría ser para el 2020 y para eso se necesita harto trabajo”.

“Cuando estuve en Estados Unidos se tocó mucho el tema. Un día que tuvimos una reunión donde explicaron los requisitos, estuve llenando unas encuestas para juntar la información necesaria para que la organización de los Juegos Olímpicos lo reconozcan  y lo integren como golf Paralímpico. Obviamente es un sueño poder estar”.

-¿Qué te ha entregado el golf en tu vida?

“No es fácil resumir todo lo que me ha entregado el golf, pero principalmente fue una motivación tremenda en mi vida. A través de este deporte he aprendido muchísimo y el hecho que me ha costado tanto genera una motivación para la vida en general. Hay veces y situaciones que cuestan, pero creo que nada me ha costado más que seguir jugando golf y no rendirme. Día a día te recuerda que es difícil e imagínate para mí que me falta una mano. Hay veces que me lo recuerda aún más, pero eso mismo me ha entregado fortaleza y motivación en la vida”.