El funcionamiento de Golf Action es completo, desde lo deportivo hasta lo institucional. Tres campeones del Latín American Amateur Championship salieron de aquí, igual que los únicos jugadores chilenos que han pertenecido al PGA Tour y el LPGA. Y ojo, que esos datos son la punta del iceberg. Detrás de este gran circuito de menores, existe una institucionalidad, una corporación deportiva sin fines de lucro que cuenta con un directorio y donde justamente opera Golf Action. Su presidente, Estanislao Dufey, quien se despide este martes de su cargo, nos habla en esta entrevista sobre la estructura y esquema del semillero de golfistas más importantes a nivel nacional y en parte de Latinoamérica. “A un día de la elección y renovación del nuevo directorio, estamos en el marco de una etapa de renovación de cuatro directivos. Necesitamos la continuación de gente que esté comprometida con Golf Action, sobre todo en su institucionalidad”.
¿Qué hay detrás de Golf Action y cómo opera en ese sentido?
“Lo que hemos logrado con Golf Action, tanto en el actual y pasado directorio, es mantener la institucionalidad de una manera sólida. Ese directorio podemos destacarlo, más allá de los importantes logros de los propios jugadores. Por ejemplo, cuando Joaquín Niemann jugaba aquí, en algunas ocasiones, le decíamos que no era necesario ir a los todos los torneos internacionales para representarnos. Esto para darle lugares a otros, más allá de que sabíamos que Joaco iba a ganar y que ello nos daría un plus”.
¿En qué situación deja el actual directorio para el futuro?
“Las cuentas fiscales y financiamiento está asegurado por uno a o dos años más. Hay que cuidarlo y mantenerlo. Esa es una preocupación del directorio. Los nuevos que entrarán tienen que llegar con esa responsabilidad. Es decir, en todo sentido, hay que cuidar la institucionalidad del circuito, que se siga consolidando y siendo única en toda Latinoamérica. Hay otras referencias en México y Colombia, pero de manera institucional no se equiparan. Por eso se valora tanto este circuito”.  
¿Cuál es la nueva aspiración de Golf Action?
“Hemos discutido sobre el Golf Action 2.0. Tiene que ver, primer que todo, en hacer fechas dobles. Permitir a nuestros jugadores de poder acostarse como puntero o con la chance de remontar y así vivir la competencia a flor de piel. Ya empezamos el año pasado en el Sport Francés, Los Leones, Angostura y este año estamos incluyendo más fechas similares”.
¿En esa nueva aspiración les gustaría expandirse a regiones?
“En lo que no hemos podido avanzar tanto es salir de la Región Metropolitana y la quinta. Hemos conversado con Serena Golf y están dispuestos a recibirnos. Lo mismo deseamos en Chillán y Concepción. El punto es hacer un torneo con puntaje y todos los requerimientos implican un costo alto para las familias y eventualmente para la logística. Sin embargo, estamos avanzando hacia allá. Con el apoyo de los clubes de regiones, que nos podrían dar hospitalidad, quizás ejecutaríamos esta idea. Es algo en que hay que avanzar”.
Para que el público se informe ¿En resumen, cómo funciona la política de Golf Action desde el punto de vista institucional?
“Es una corporación deportiva de derecho privado, sin fines de lucro. Tiene como socios a las personas titulares de las familias que tienen hijos que juegan golf. En rigor, son los padres de los jugadores. Se mantienen ahí mientras paguen sus cuotas sociales. Esas cuotas son para el fondo y financiamiento de la corporación. Cada socio tiene un voto, este martes tendremos esta reunión para elegir a los nuevos directores. No hay votos por poder y tiene que ser presencial. Elegidos los cinco directores, duran dos años y el mismo se pone de acuerdo a la estructura para quien lo presida y sea tesorero, entre otras cosas”.
¿Cómo es la relación de Golf Action con la Federación Chilena de Golf?
“No es socia de Golf Action, pero es un gran colaborador y con el tiempo han reconocido que este es el circuito de menores. Lo tienen 100% claro. La Federación tiene una liga llamada Golf Juvenil, con el proceso de iniciación, que no compite con nosotros, pero sí antes era su esfuerzo para desarrollar nuevos golfistas. Hoy por hoy, ese esfuerzo sigue siendo estando en el Golf Juvenil, pero la diferencia que es el proceso anterior a Golf Action”.
¿La idea es que los niños partan en Golf Juvenil y luego emigren a Golf Action?
“Sí. La idea es que los niños más pequeños partan en Golf Juvenil y luego, con más conocimiento, salten a Golf Action. A través de Paz Echeverría (Directora Ejecutiva), hemos hecho una integración entre Golf Action y la Federación. Por ejemplo, ahora Golf Juvenil sacará una regla en el que un ganador de Golf Action no podrá volver a jugar en el Juvenil”.
¿Cuál es el apoyo de la Federación con Golf Action?
“La Federación financia a Golf Action a través de un aporte anual. Además, los jugadores que viajan a competir en el extranjero, les presta indumentaria”.
Además de la creación de golfistas, ¿cuáles son los objetivos de Golf Action en relación de los jugadores de alto nivel?
“Los objetivos de Golf Action son dos fundamentalmente: Tener una liga competitiva en la que todos estén presente, y la segunda es que fomente la participación de nuestros jugadores en el extranjero. Hace unos años, Golf Action financiaba a muy pocos jugadores y lo hacían completamente. Desde hace unos cinco años, ese sistema ahora es de costos compartidos. Hoy tenemos muchos torneos, donde pagamos la inscripción, pero el pasaje lo financia la familia del jugador. De esa forma van más jugadores.  A la cumbre (Córdova) y al Arturo Calle (Colombia) fueron más de 10 golfistas distintos. La idea, además, es que esos jugadores no sean los que vayan al Sudamericano Juvenil. Esto lo hemos logrado con el financiamiento compartido. En el año 2017, por ejemplo, hubo más de 50 niños que viajaron con el auspicio de Golf Action”.
En cuanto a las becas, ¿cómo funciona?
“En cuanto a las becas, internacionalmente tenemos una de Gilchrist. Gary, a cargo de esta academia, fue el entrenador jefe de Leadbetter y luego se independizó. Es un entrenador top mundial. Tenemos un convenio en las categorías, infantil, pre juvenil y juvenil, tanto damas como varones, en el cual el primero del ranking anual, descontando dos campeonatos, gane esa beca. Si un jugador ganó por segunda vez (en la misma categoría) no podrá ir de nuevo, de manera que otro lo pueda aprovechar. Esta consiste de que vayan una semana full training a la academia. Los padres pagan el pasaje y el resto está incluido en la beca”.
“Además de eso, a los mejores promedios score tanto en damas como en varones en el Abierto Juvenil de Chile, se le entrega dos becas. Así tenemos ocho en total, cuyo costo es de 2.500 dólares cada una. Podríamos decir que entregamos aproximadamente un financiamiento de 20.000 dólares por concepto de becas. Entre esas becas, sorteamos dos para financiar los pasajes a través de un sorteo a fin de año”.
Me nombraste anteriormente otro tipo de becas para apoyar a niños que les cuesta financiar los torneos en Golf Action. ¿Cómo funciona eso?
“En relación a los chicos que le cuesta financiar Golf Action, para mí es una preocupación tremenda. Nosotros anónimamente, a la gente que manifiesta no tener la capacidad económica para pagar las cuotas o la inscripción de Golf Action, los becamos. En el fondo no se les cobra y eso lo administra Paz Echeverría directamente con pleno conocimiento de los directivos en coordinación con las familias beneficiadas”.
¿Hay otro plan similar para seguir apoyando? Quizás más allá de lo económico…
“Nosotros como Golf Action tratamos de ser responsables económicamente con la cuota del torneo es para financiar cada fecha y por lo mismo becamos a algunos jugadores en ese sentido. En relación a los abiertos que los clubes organizan, con Rodrigo Pastene (director) sostuvimos una reunión, donde planteamos al directorio la necesidad de poner en los abiertos mayor apoyo a los menores. Veíamos problemas en las mujeres y en los más chicos. Por ejemplo, en los jugadores que con ciertos índices, quedaban fuera para jugar abiertos. Sin embargo, los primeros cuatro del ranking pre juvenil sí entraban y expandían su ventaja en el escalafón. En el caso de las mujeres muchas veces no podían jugar por la falta de jugadores en la categoría por índice alto”.
¿Se lo plantearon a la Federación?
Sí y en la Federación entendieron, y nos concedió algunos puntos, no todos. También el tema del corte de los 90 o 95 golpes es un tema. Más allá del nivel, nos parece injusto que los menores paguen una cierta cantidad de dinero y que queden fuera en un día por hacer un score muy alto. Además, en ese mismo torneo tenemos a más de 30 seniors participando. Siempre se ha dicho que ellos traen los auspiciadores. Eso es una justificación. No tengo problemas que jueguen los abiertos, de hecho, lo encuentro fantástico, pero que jueguen de azules. Finalmente les quitan espacio a los niños que necesitan jugar más.
¿Todo esto con qué fin?
Todo esto permite que niños puedan jugar más en el extranjero y tengan más capacidades. Por eso nos gustaría que la Federación diera una mayor posibilidad de manejar los estatutos y bases de los abiertos para que haya más apertura en los niños y en las mujeres. En esa línea, no existe un financiamiento para jugadores y nos estamos farreando muchos golfistas sin recurso por eso.

Comentarios

Comentarios