LAAC/ Enrique Berardi
Toto Gana está iluminado. Todavía le cuesta asimilar que jugará el Masters Augusta. Pero sabe que tiene que hacerse la idea y para ello comenzó a mover sus piezas como, por ejemplo, de quiénes lo acompañarán a Augusta y el escogido para llevarle los palos. Esta es su exclusiva entrevista. Toto nos cuenta lo que permite el golf en su pasado, presente y futuro.
¿Quién será tu caddie en el Masters?
Victor Fookes, mi profesor de approach.  Es parecido a mí. En el LAAC fui aguerrido, luchaba todas.  Víctor es así. Te motiva y me identifico con él, siendo un muy buen partner.
¿Víctor te preguntó o tú se lo ofreciste?
Primero, Víctor me dijo que me quería llevar los palos en el Abierto del Polo. Yo le dije que lo dejáramos para otra vez.  Después, cuando terminó el LAAC, lo llamé y le pregunté: “¿Víctor me llevas los palos para el Masters?”. Estaba Feliz.
¿Quiénes más van al Masters?
Todavía no me llegan la cantidad de invitaciones que tendré.  Edo Miquel, Víctor Fookes, Lucas Morandé (equipo de EM Academy), Joaco Niemann y toda mi familia van sí o sí.
¿Con quiénes te gustaría jugar el Masters?
Si tendría que elegir sería con Tiger y Rory McIlroy. En verdad con el que me toque estaré feliz.
¿Cuál es el objetivo más cercano en Augusta?
Lo he pensado harto. Pasar el corte sería algo increíble.  Tendría que hacer dos rondas perfectas ante los mejores jugadores.  Esa será mi meta y disfrutar la experiencia lo máximo posible, hablar con todos los profesionales y pedirles consejos.
¿Has investigado o visto algo de Augusta National?
Lo que he hecho es ver muchos videos.  Me meto a You Tube y pongo el Masters del 2010, por ejemplo. Y lo veo completo.
¿Cuál es el hoyo que más te ha sorprendido desde los videos?
El 12. Hoyo cortito, con plantas y público atrás de un green chico. Será algo increíble. Ahí quiero pararme y jugarlo.
Supongamos que ganas el Masters y tienes que elegir la comida, como es tradición para el torneo del siguiente año. ¿Por cuál optas?
Asado chileno con mucha carne, empanadas y choripanes . Un asado a toda raja.
TRIUNFO EN EL LAAC
¿Qué pensaste cuando tu pelota bordeó el hoyo para ganar el título en primera instancia?
Me quedaban dos hoyos y tenía dos de ventaja.  Dije que tenía que seguir haciendo mi juego. No atacar tanto.  En el 17 hice par con un tremendo hierro que pegué que me quedé corto y los otros hicieron dos birdies. Después en el 18 pegué un buen drive, pero tuvo un mal bote y se complicó la cosa cayéndome al bunker. Logré sacarla a juego hacia el fondo del green. Después de un approach, me dejé un buen putter y lo erré.  Cuando fui a entregar la tarjeta había una tele, que mostraban ese putter. Me dio una sensación rara por dentro  y decía: si caía iba al Masters y se me pasaba todo el rato por la cabeza.  Pero me mentalicé, fui a los playoff con la confianza que tenía y me animé.
¿Cuándo te diste cuenta que podías ganar?
En el momento cuando me puse cuatro menos durante el primer día.  Dije: “yo puedo, por algo estoy aquí”. Al final terminé menos tres. Después del tercer día, volví a repetir que si estoy aquí es por algo. Se me dio la oportunidad y me propuse terminar bien.  Así fue.
¿Qué wedge pegaste y por qué en el tiro que definió tu victoria?
Primero que todo, pegué una madera 3 muy fuerte. Estaba con mucha adrenalina. Le saqué 40 yardas a mis rivales. Y en esa cancha el pasto no es muy buena. Había agua y poco green, entonces tenía que darle con contacto. Atacar bien la pelota. Tenía 99 yardas justas y agarré el 52º con el grip corto y le di con mucho control. La vi en el aire y dije: “la clavé”.
¿Qué llamados te sorprendieron tras tu triunfo?
Luego de dar 3 horas entrevistas, vi mi celular y habían como 316 mensajes. Todos individuales.  No sabía qué hacer. Solo atiné a llamar a mi familia y contarles que estaba demasiado contento. Ahí comencé a responder mensajes y hasta el día de hoy sigo respondiéndolos.  Me sentí muy querido, hasta en panamá, casi que el público iba por mí.
Se jugará el LAAC 2018 en el PWCC, ¿te gusta esa cancha?
Me gusta. Que todos los chilenos seamos locales será increíble ante todo el público nuestro.
¿Y otra cancha hubieses preferido?
Siempre la eligen para todos los campeonatos importantes. Quizás me hubiera gustado más Los Leones u otra.  Pero sé que lo eligieron porque el club tiene todas las facilidades. En los leones la cancha de práctica es muy chica, no hay camarines y el PWCC tiene todo eso para recibir un torneo como este. Por ejemplo, en Panamá habían 17 mil kilómetros de cable para la tv. Estaba lleno por toda la cancha. Ahí me di cuenta que este campeonatos se pasó y era como jugar un PGA Tour. No se puede disputar en cualquier lado.
Este jugador, al contario de muchos,  no fue un chico que arrasaba en el golf. Es más. Cuando tenía 15 años fue emergiendo hasta que explotó en el LAAC. De los ocho años, la primera vez agarró un palo, fue sumando adeptos, donde conocer a Joaco Niemann y entrenar con EM Academy sirvieron para desarrollar su talento.
¿Cómo conociste a Joaco?
Lo conocí en Golf Action. Lo veía como un crack. Era chico y siempre se vestía con pantalones amarillos. Lo miraba y decía que ganas de tener esos pantalones. Joaco gana y ganaba. Hasta que de repente nos hicimos amigos, empecé a jugar mejor y así nos invitábamos a las casas. Ahora nos vemos casi todos los días del año.
¿Cómo ha desarrollado EM Academy en tu carrera?
EM ha sido fundamental en mi carrerea. Edo lo está haciendo demasiado bien y es muy dedicado para sus jugadores.  Nos ayuda en todo. No solo en los técnico, sino que te llama, te pregunta cómo te fue, cómo te has sentido . De repente nos juntamos en su casa y vemos videos para ver jugadores. Y nos dice que quiere que seamos así y nos creemos un personaje, que representemos a alguien con buena actitud. No es simplemente una clase.  Si tienes un problema afuera de la cancha, te ayudará. Es como un segundo papá.
Cuando eras chicos, ¿quién era tu referente del golf chileno?
Era Benja Alvarado. Me acuerdo que gana todos los abiertos de la costa. Uno lo miraba y parecía un referente.  Antes era como el ídolo, nunca le hablé y ahora es como un partner.
De la Universidad a Estados Unidos se habló mucho de que te ibas con Joaco Niemann para estudiar juntos en South Florida. Finalmente vas a LYNN en Florida.  ¿Qué pasó?
Es cierto que nos íbamos a ir juntos.  Cuando pasó un tiempo, tenía que dar las pruebas de inglés y no me fue muy bien. Entonces para el último intento,  el coach me dijo si no me va bien me podía quedar sin universidad.  Así llegué a Lynn, donde está Carlos Bustos y Martín Cancino. La universidad es buenísima.
¿Crees que el inglés será un problema?
Con la experiencia que han tenido mis amigos, sé que en dos meses uno está hablando bien. Estaré cuatro años así que es imposible que no aprenda.
¿Crees que en 5 años más habrá un chileno en el PGA Tour?
Sí. Ahora que está Mito Pereira en el Web.com Tour  creo que va a llegar de todas maneras. Joaco también. Hay muchos con harto talento que pueden llegar. Eso sí, veo algunos que se caen en la disciplina. Se relajan y se aburren cuando han llegado lejos. Si le preguntas a un tipo del PGA Tour cómo es su día, te va a decir que se despierta a las 7, va al gimnasio, al sicólogo, practica, juega todo el día y se acuesta a las 10. Los que no hacen eso están más atrasados.
¿O sea estás consciente de que en algún momento no tendrás que bajar los brazos?
Soy el de que piensa que nunca hay que rendirse. Si te va mal en un campeonato, en otro y otro, ahí es donde los gallitos se ven. Por ejemplo, Christian Espinoza venía jugando mal hace rato en el PGA Tour Latinoamericano, llegó al Polo, donde no pasó el corte y el pasado domingo ganó en Santo Domingo. Estaba en un hoyo y con puro esfuerzo se levantó.  Así premia el golf.
¿Con Niemann hablan de que estarán en el PGA Tour algún día?
Con Carlos Bustos  y Joaco somos muy cercanos. Tenemos un grupo de Whatsapp que se llama “Trillizos”.  Siempre decimos que cuando estemos en el PGA Tour viajaremos para todas partes. En el golf nada se sabe. Imagínate si el último en entrar es Joaco y si el primero es Carlitos. Este grupo es épico.
Hablaste en Panamá que Mito Pereira es tu ídolo. ¿Por qué?
Es increíble. Mito es un ejemplo. Él vive en María Pinto o Talagante, por ahí. Llega todos los días al Polo a las 7 de la mañana.  Imagínate a qué hora se despierta. Después practica y luego al gimnasio. Es un siete. Ahora es mi ídolo del golf chileno por el esfuerzo y dedicación que tiene.
¿Qué jugador representa tu juego en el PGA Tour?
Zach Johnson. Yo no soy pegador largo, no pego 300 yardas como Joaco Niemann y Carlitos Bustos. Por eso me parezco a él. También le pega corto como yo. Pero es una máquina para el approach y putter.  Quiero ser como él.  En el golf tienes que aprender a conocer tu juego.
¿Tres canchas más lindas de Chile?
Rocas de Santo Domingo, Hacienda de Chicureo y Granadilla. Viña es un desafío para cualquier golfista.  El con más cabeza gana. En Las Rocas por los árboles y el ambiente. Es una catedral del golf. Mientras que Hacienda por la calidad que tiene.
¿Golfista chilena más linda?
Carla Jané.
¿Comida favorita?
Asado.
¿Segundo deporte más jugado?
Pichanga y el pin pong. No tengo revés, pero sí un buen derecho.
¿De qué juegas en las pichangas?
Me gusta defensa.
¿De qué equipo?
Barcelona y Universidad de Chile.
¿Película favorita?
Troya
¿Mejor viaje?
A Japón, en el mundial con Niemann, Bustos y Morgan.
¿Placer culpable?
Música romántica.