Foto perteneciente a Puro Golf


Juan Cerda es una persona muy querida. Especialmente en el Club de Polo, lugar donde nos reunimos para que el Nº1 en Chile atendiera nuestra entrevista. Antes de comenzar la ronda de preguntas en el casino, un mesero se acerca y comienza a traer su almuerzo. No fue necesario que Juanito le pidiera porque su menú es el de siempre, una dieta que no transa: ensalada, luego pollo con arroz y de bajativo un cortado.

Hoy, a sus 22 años, Cerda es un jugador maduro en personalidad. No transa en su almuerzo y menos lo va a hacer en sus sueños. Afirma  que llegará al PGA Tour y cuando se asoma el fantasma de la frustración, aparece su equipo para levantarlo: sus profesores Luis Cabrera y Ricardo Cerda (su padre), el preparador físico Jaime Martínez, la sicóloga Ana María Vázquez y la infaltable, su novia.

Ese maduro jugador habló del golf chileno y de la forma en que está repercutiendo en su carrera: la falta de financiamiento. Ahora el “Juanito” es solamente un alias.

-Hace cinco años que ganaste el Orange Bowl, ¿qué diferencia hay entre ese Juan Cerda y el de ahora? ¿En cinco años cambió algo?

Hay una diferencia notoria, la principal es que estoy con una rodilla nueva. Me  operé el año pasado.  Estuve seis meses sin poder jugar un torneo y  es un gran cambio que lo he vivido para mejor. Le he pegado mejor a la pelota. También han cambiado varias actitudes, jugar como profesional es diferente a hacerlo como amateur. Hay una gran diferencia de cómo se piensa en la cancha y en el tema de las lucas, que te van afectando. Antes, te preocupabas solamente de jugar y pasarlo bien.

-Desde todos los puntos de vista, ¿qué te falta para desarrollar tu carrera?

Me faltan las lucas. Me gustaría jugar el tour internacional y una vez entrando puedes agarrar un nivel diferente. Juegas canchas diferentes, con jugadores con un nivel más alto y estar codeándote con esos tipos de golfistas puede hacer que tu nivel aumente aún más.  Pero si no estás constantemente en un tour internacional es muy difícil llegar a ese punto de saber qué es lo que tienes que mejorar para llegar a cierto nivel.

-Tocaste el tema del financiamiento de tu carrea. ¿Cómo lo haces actualmente?

Actualmente financio la carrera con lo mismo que voy ganando los campeonatos. Así tengo que ir pagando sicólogo, preparador físico y esas cosas. Este año he estado parado un poco al respecto. Me he gastado la plata jugando los campeonatos en el extranjero.  Se gasta harto, aproximadamente un cálculo es como de un millón y medio por torneo en el PGA Tour Latinoamericano. Entonces, es muy complicado costearse uno solo con lo mismo que vas ganando en Chile. Todo lo que recibo lo invierto en mí.

-¿Cómo es llevar esa frustración cuando inviertes un millón y medio en un torneo y no pasas el corte?

Es complicado y súper difícil. Me pasó mucho este año y es un desgaste sicológico. Fui a México, me gasté todos mis ahorros y después no sabes lo que viene hacia adelante.  Porque no tenía más campeonatos  y hay gastos como la isapre, celular, etc. y todo se pone complicado. Por el hecho de venir a entrenar gasto dinero. Y si no entra nada es angustiante.

-¿Qué le dirías a los potenciales auspiciadores?

Esto se va basando en resultados. Llevo tres años seguidos siendo Nº1  en Chile y todavía no consigo un auspiciador. Mi idea es poder ir a jugar estos campeonatos internacionales. Pero es una carrera a largo plazo. No puedes pensar que el primer año vas a estar entre los primeros 5 o 10, porque no tenemos el nivel ni la constancia en el tour. Es difícil llegar a eso. Esto es un plan a tres años.

-Es un proceso….

Claro, que no dura menos de dos años.

-¿Próximo objetivos de Juan Cerda en Chile y Latinoamérica?

Estoy basando en el tema de Chile. Como es muy incierto mi futuro en el plano internacional, la idea es jugar todo lo que venga a nivel nacional. Tampoco te puedo decir qué campeonatos porque aún no está definidos cuáles o no serán con profesionales.

-¿Cómo ves el golf chileno internamente?

Ha crecido mucho a nivel golfístico. Tenemos muy buenos jugadores, como Felipe Aguilar , Alvarado, Pereira, Russi, el mismo Niemann y eso nos da potencia para poder seguir creciendo como golfista. Motivas a gente que viene de abajo o no conoce mucho el golf y quiere empezar a jugar. Es bastante interesante. Hoy en día tenemos mejor nivel que hace 5 años atrás. Pero también tenemos menos campeonatos que antes. La gente puede ir a ver un campeonato de golf de buen nivel, pero los clubes no están haciendo abiertos.

-Se ha hablado mucho sobre la reducción de abiertos para profesionales, ¿qué opinas?

Es una lata lo que está pasando. Nosotros tenemos de octubre a marzo la potencia de campeonatos profesionales y si se bajan hay menos competencia. Me gustaría hacer el llamado a que la gente se motivara en poner un poco más de financiamiento en los campeonatos para poder levantarlos y vernos jugar.

-¿Qué es lo más difícil de jugar en el PGA Latinoamérica?

Lo más difícil es el nivel, los cortes son bajos. Lo otro es el poder de adaptación. Sabemos el nivel que tenemos, pero nos desarrollamos como lo hacemos en Chile.  Entonces te enfrentas una cancha diferente, climas, ciudades con altura. Si no vas adaptado es muy difícil. Jugar todos los campeonatos te da una adaptación diferente.

-¿Has pensado jugar en Europa?

Siempre lo descarté, porque me gusta más el PGA Tour.  Pero hoy en día no lo descarto. No he tenido los resultados que esperaba en Latinoamérica, a pesar que no he jugado una temporada competa. Pero si mañana tengo la oportunidad lo voy hacer.

-¿Cómo te proyectas en el golf de aquí a 10 años?

Sé que en algún minuto, por las ganas que tengo y por el empeño que le pone mi equipo, llegaremos un día al PGA Tour. Sé que es complicado, pero creo que con trabajo y ganas de las personas que te están apoyando, se puede lograr.

-¿Alguna vez has pensado en bajar los brazos?

Son pensamiento que suelen pasar por tu cabeza. Es difícil poder seguir adelante sin tener las lucas necesarias y sin poder estar tranquilo. Si no vas sumando a favor y todo va en contra, se te pasan un par de pensamientos así. Pero he tenido el apoyo diferente de la familia, la polola, los profesores de golf y todo el equipo detrás que te van conteniendo. Ellos mismo te dan la inspiración para ir hacia adelante.

-¿Mejor golfista chilenos en el extranjero?

Felipe Aguilar hace años y lo será por un largo tiempo. Esa es la tarea que debemos lograr nosotros.

-¿Y el con más potencial? Juégatela con uno.

Mito Pereira.

¿Qué opinas del Golf Latinoamericano?

Está bueno el nivel. Ustedes mismos han publicado de Julián Etulian .También está el caso de Sebastián Muñoz, que este año tenía estatus en el PGA Tour Latinoamericano y antes de entrar ahí jugó un torneo del Web.com Tour, lo ganó, se mantuvo y llegó al PGA Tour. Hay un muy buen nivel.

-Si tienes elegir cualquier torneo del mundo para jugar, ¿cuál escoges?

Masters Augusta. Es el torneo más lindo por decirlo.

-¿Un cuarto para jugar contigo?

Tiger, Day y McIlroy.

-¿Tu ronda más emocionante?

Por resultado tengo dos -10 y ambos fueron record de cancha en Marbella y Valle Escondido. Pero siempre hay una ronda que te marca y esa fue la última del Orange Bowl. Ahí hay algo que te hace pensar que puedes ser bueno algún día. Me considero bueno, pero puedo ser mucho mejor aún por esa victoria.

-¿Qué te significó esa victoria?

Habíamos trabajado todo el año tras ir por segunda vez. La primera salí 10º. Lo emocionante fue el último día porque llegué ganando por uno. El tipo que venía segundo arrancó birdies en los primeros tres hoyos y yo le hice también 2, 3 y 4. Fuimos así todo el día hasta los playoff. Esa fue la ronda que más me marcó en mi carrera.

-¿Cuántos hoyos en uno y el más recordado?

Cuatro y tres en campeonato. El que más recuerdo fue en el PGA Tour Latinoamérica, primer año en Chile y en el hoyo 14 de Los Leones. Hierro 8.

-¿Hoyo más lindo de Chile?

El 13 de las Rocas de Santo Domingo y otro hoyo lindo, que también me la jugaría, es en Papudo. Ese está tapado por un bosque y es increíble cómo se ve desde el fondo.

-¿Cancha más linda?

Las Rocas.

-¿Y la que más te acomoda?

Serena.

-¿Ídolo o referente mundial?

Siempre fue Tiger y como segunda opción Rory McIlroy.

-¿Y de Chile?

Siempre me gustó y desde chico, porque lo veía, Benjamín Alvarado. Es alguien que todavía le tengo fe y lo admito por cómo juega al golf.