Francisco Vélez/Puro Golf
Los planes de la Federación Chilena de Golf son ambiciosos. El proyecto de un nuevo Driving Range y una cancha pública propia de la Federación son los focos para impulsar el golf nacional sin depender de nadie. Felipe Bertín, Presidente del Directorio, habló en exclusiva con nosotros para contarnos sobre las conversaciones que ha tenido con el Estado para desarrollar sus objetivos y los acercamientos con el PGA Tour LA para que vuelva a estar presente en el Abierto de Chile.
¿Qué planes tiene la Federación Chilena de Golf para el desarrollo del golf?
Hicimos un plan estratégico que focalizamos cuatro objetivos fundamentales que queremos realizar. El primero de ellos es entregar a nuestra federación infraestructura. Cuando hablamos de esto me refiero a un Driving Range y una cancha pública. No digo que lo vayamos hacer, pero es un objetivo. Para eso hemos tenido muchas reuniones con gente del Instituto Nacional de Deportes y Subsecretaría del Deporte, donde le planteamos el tema, como también a las personas del R&A. Los fondos podrían estar. Por ejemplo, en el caso del Rugby, el Estado financió Mahuida, donde entrenan en La Reina. Por eso nosotros hemos enfrentado el tema. Entonces hay que buscar el mejor lugar. Nos hemos acercado a diferentes clubes, privados y algunos públicos, para desarrollar este proyecto.
¿Para qué y por qué desarrollar esos proyectos?
Hoy, el mejor jugador de Chile, sin contar a los profesionales, es Joaquín Niemann. Joaco no tiene club, empezó en Las Palmas porque el padre era socio, después se fue a la escuela de golf del Sport Francés y luego con Eduardo Miquel hasta que lo metimos en el Club de Polo hace 4 años y hoy juega con nosotros (Bertín ejerce de Director en el Polo). También, una de las mejores mujeres es Natalia Villavicencio, que nunca ha tenido club y también la becamos en el Polo. En general, hay mucha gente que se interesa en el golf y que no tiene club.
¿No quieren depender de otros factores?
Esto no puede ser por la buena voluntad del Polo, Sport Francés o Las Palmas. Esto tiene que ser algo más orgánico, que dependa de la Federación y del Estado. El Estado tiene que asumir que el golf ya no es un deporte de elite. El que dice eso no entiende sobre este deporte.  Necesitamos crear infraestructura para esto. Pero también necesitamos un centro de entrenamiento en el Driving Range u otro lugar, para desarrollar el golf y depender de nosotros, no del resto. Esto, claro, son objetivos a largo plazo. No de aquí a dos años.
¿Uno de esos proyectos se están llevando a cabo?
Nuestro proyecto concreto es hacer un Driver Range y que sea nuestro. Te lo grafico. Edo Miquel, que también es nuestro profesor, queremos que entrene ahí.  Ese podría estar en cualquier club, en una cancha pública o sitio, donde sea, pero que sea de nosotros y no estemos pidiendo permiso. Lo segundo es hacer una cancha pública de la Federación. Necesito que el día de mañana llegue un Joaco Niemann o una Natalia Villavicencio y no queden botados. Lo ideal es tener todo propio y el Driving Range lo será.
¿Han visto lugares?
Me gustaría, por ejemplo, que fuera en un lugar popular. Necesitamos sacarle ese estigma al golf, porque ya no es así. Se lo he dicho a la gente del Estado. Lógicamente el golf en Chile se formó al amparo de los clubes, que es de la elite. Pero hoy no es así. Los buenos golfistas no vienen de ahí y muchos no tienen club.
Aparte del Estado, ¿el actor privado es importante para desarrollar sus proyectos?
Sin duda. Queremos hacer una alianza con el Estado. Pero también estamos trabajando con los privados. Pero hoy no queremos hacerlo por contacto, uno tiene que darle un producto al auspiciador para que realmente sienta que está contribuyendo.
¿En sus objetivos está incluido el golf regional?
También estamos pensando en eso. En regiones es diferente. Porque hacer una cancha pública en Concepción no tiene sentido. ¿Qué hay que hacer ahí? Hacer alianzas estratégicas con canchas principales de la zona, como mandar a golfistas que no tienen club para jugar a través de un convenio.
¿Desarrollar el golf profesional está en los planes?
El otro punto es continuar con ese desarrollo. En mi caso y en el directorio creemos que el desarrollo del golf tiene que ser al amparo del profesionalismo. No solo porque el del auspiciador puede jugar con el profesional, también porque el golfista amateur le interesa jugar con el profesional. Por ejemplo, en el Abierto de Granadilla, si no hubiesen ido profesionales, dudo que Joaco hubiese jugado. A lo mejor sí, pero lo dudo. ¿Y quién fue la estrella? Niemann.
Hay más competencia y aumenta el ecosistema del golf…
Claramente. Niemann se va a parar al Tee del 1 y no va competir con cualquiera. Él va  y mira los mejores. Ahí ve quién le tiene que ganar, algo así. El tema del profesionalismo va mucho más allá del auspicio. Por eso nosotros hemos alentado este tema, ayudándoles a clubes. He hablado con Pancho Valdés (Presidente de Jugadores Profesionales de Golf Asociados) y le digo que ambos tenemos que hacer un esfuerzo. Que los clubes pueden sacar plata, pero que también que los profesionales jueguen por menos. El ejemplo más claro es que al Abierto de Santa Agusta se jugará con profesionales y me saco el sobrero porque hicieron un esfuerzo grande. Entonces así armamos un círculo virtuoso y sacamos el vicioso. Antes, aparte de los abiertos de la costa, el Polo era de los pocos que organizaba con profesionales. Ahora hablamos con el Sport Francés para hacer el Abierto de Chile y está confirmado.
¿Se están involucrando con los torneos internacionales?
Ese es el tercer objetivo. Nosotros queremos perfilar muy bien el Abierto de Chile. Más que el Web.com Tour, queremos que sea el PGA Tour LA quien lo organice con nosotros. Esto se lo comenté al Presidente de la Asociación Argentina de Golf. Le pregunté por qué es mejor hacer un PGA LA en su abierto y me respondió porque la mayoría de los argentinos juega en ese circuito. En el Web.com hay pocos. Algo así ocurre con los chilenos. Al final va mucho más gente. Porque el público del golf no es como el que va al estadio. En verdad es aquella que es pariente de alguien, fanáticos y los socios. Nos encanta Las Brisas de Chicureo, pero es un poco disperso por el lugar. Así que lo trasladamos a Santiago en el Sport Francés.
¿Y es confirmado que será válido por el PGA Tour LA?
No. Pero a eso apuntamos. Hicimos la Serie del Desarrollo el año pasado y la verdad que aportó mucho para no perder el vínculo con el PGA Tour. Yo quiero este año hacer el PGA LA, aunque salga más caro.
¿Hay otro inconveniente para realizar con el PGA Tour?
Problemas de fechas. El Abierto de Chile lo cambiamos para principio de diciembre y antes era octubre. El PGA Tour LA está terminando su temporada durante esa época. Ahí hay un tema. No me quiero aventurar ni ser irresponsable. Pero si no es este año, el próximo lo organizaremos sí o sí en conjunto con el circuito latino. Estamos trabajando para eso.
El antiguo directorio tuvo conflictos con la JPGA. ¿Cómo se resolvió esa relación con la nueva directiva?
No me voy a meter con la directiva antigua. Tengo muchos amigos ahí y no tengo problemas con ellos. Pero aquí no existen los sordos. Hubo un conflicto y faltó comunicación entre ambos. Un mal entendido. Yo sé que la Federación se enfocó más en los amateurs y por supuesto que es algo que no puedes dejarlo. Y ahora no hicimos más que juntar las dos puntas y los cambios de aires sirvieron.
Falta un cuarto objetivo de los que mencionaste al principio.
Queremos acercarnos al socio común. Ese del Rinconada de Chillán, el de Los Leones, al señor de hándicap 30, al de la Dehesa o el de Antofagasta. Para los que dicen que la Federación no hace nada, a ellos queremos desarrollarles un campeonato que lo tenemos más o menos armado. Se llamará la “Copa Federación”. La organizaremos  por cada club de forma interna. Daremos sabrosos premios, donde se incluirá almuerzos, la pasada luego del Hoyo 9, cóctel y todo para forjar una relación con la Federación.
Para finalizar. ¿Por qué eligieron el PWCC para el LAAC?
El LAAC no lo elige la Federación. Entre comillas, “no hay ninguna relación con nosotros”. Es un acuerdo directo entre la organización y el club. Lo eligieron básicamente porque el PWCC es una cancha que tiene mucha tradición con este tipo de torneo. Hizo el Web.com, el Mundial, queda en Santiago y tiene infraestructura. Es un campeonato de primer nivel, que se gastan mucha más plata, el doble o triple, que el Web.com. Le pagan a cada invitado el pasaje. Es un Mini Masters. A Carlos Ruiz De Gamboa (Presidente Comité de Cancha del PWCC) me saco el sombrero, porque se la jugó para sacar adelante esto.