Getty Images
Christian Espinoza no pudo terminar mejor en el Molino Cañuelas Championship del PGA Tour LA. El chileno culminó en el puesto T36 (Par) y obtiene un buen resultado para enfrentar lo que viene en el circuito.
Esta clase de tours es tremendamente competitivo. No se puede pestañar. Así que el cierre de «Tiger» en el Cañuelas GC de Buenos Aires no deja de ser. De los últimos puestos saltó a un Top 40 valioso. Y lo hizo con éxito. De los 66 que jugaron el domingo, fue parte del selecto grupo de 16 golfistas que bajaron el par. Notable -2, segunda mejor tarjeta de la jornada.
Espinoza se paró bien en Argentina. En los primeros tres días no pudo bajar el par y en la tercera ronda se le vinieron dos dobles bogeys. Ahí cayó. Pero en líneas generales el bien golf está. Falta, por ejemplo, puttear mejor.
Ahora viene el Guatemala Open en el Fuego Maya. Dura cancha y que le cuesta al chileno. Pero a su vez es una chance de despegar. El chileno anda bien y un golpe de confianza lo podrá arrojar a los primeros puestos, necesario para avanzar en este circuito.