Crédito: Photosports/Santiago 2017
Brutal cierre han tenido los chilenos en la ronda final del golf en los Juegos Sudamericano Santiago 2017. Tres medallas y tres diferentes. Señores, si creían había un receso de nuevos golfistas después de la generación de Niemann, están muy equivocados.
Martín León y Jan Hallem son otros crack del futuro en el golf chileno. El primero conquistó el oro y el segundo la plata. Ambos, durante esta última ronda, han firmado vueltones de 65 (-7). Los dos son de una misma generación, que hoy mandaron en Las Brisas de Chicureo para dejar clarito el recado a todos los golfistas chilenos de que ellos están para grandes cosas.
En dobles Mixto, tampoco arrugaron. Hallema y Antonia Matte ganaron el bronce tras ir de menos a más. Anto se merecía esa medalla y su 73 (+1) de hoy, sumado a la galática vuelta de Hallema, hicieron obtener el tercer lugar. El oro fue para Argentina y la plata para Colombia.
Este torneo sirvió para darnos cuenta de que sigue habiendo pasta para el futuro del golf chileno. ¿Qué pasará cuando Niemann se haga profesional? Bueno, hay tres chicos que se apellidan de León, Hallema y Matte para hacerse cargo de ese fierro caliente.