Getty Images
Un positivo estreno ha tenido Joaquín Niemann en el John Deere Classic. Aunque le costó acomodarse en el TPC Deere, el chileno le pudo ganar a la cancha y firmó un positivo score de 69 (-2).
Niemann se puede ir con buenas conclusiones. Su vuelta no fue demoledora, pero la anotaciones de cuatro birdies son suficiente par tener una primera cita agradable con la cancha. Un campo, por cierto, débil para las referencias del PGA Tour. Desde que se juega aquí este torneo, a partir del 2000, solo una vez se superó el corte con PAR y el resto fueron desde dos bajo par hasta menos cuatro.
La puntuación más alta del campeón fue -16 y la más baja -26. Un claro reflejo de que Joaco deberá subir un cambio y apretar en el acelerador para conseguir un cupo al The Open durante el próximo domingo. Recordemos que esta es la última instancia para clasificar al tercer mejor del año, donde es requisito acabar en el Top 5. 
De todas maneras, su comienzo da esperanzas para que el chileno siga peleando. Su golf para la primera ronda fue de menos a más. Le costó puttear con dos greens de tres putts y algunos hierros errados, pero más que eso estuvo fino y pudo embocar las necesarias para bajarse cuatro veces.
El chileno se encuentra 56° ante la masiva de scores bajos, por lo que Niemann necesita una sólida vuelta para meterse en la zona caliente o seguir en este mismo camino para superar el corte. Más que mal, en la temporada pasada este fue el torneo donde más se anotaron birdies. Así lo demostró estadounidense Steve Weathcroft, autor de un 62 (-9), que lo tiene como puntero del John Deere Classic.
LEADERBOARD

Comentarios

Comentarios