En el par 3 del Hoyo 5 Tiger Woods volvió hacer de las suyas. Porque cualquier otro jugador si la hubiese metido, la ovación iba a hacer aplaudida y gritada, como siempre. Pero cuando proviene del californiano sucede esto: