Foto: Zimbio

Tras algunas semanas de receso, el chileno Felipe Aguilar volvió a la acción y lo hizo con todo su arsenal. En la primera ronda del BMW International Open, torneo bandera del European Tour, anotó una vuelta de 67 golpes (-5).

Un score suficiente para ubicarse empatado en el tercer lugar con el danés Thorbjorn Olesen y el sudafricano Zander Lombard. Y tiene razones de sobra para ilusionarse con el título porque se encuentra a uno del inglés Oliver Fisher y a dos del francés Raphael Jacquelin, que lidera con -7.

El recorrido fue duro para el valdiviano en el Golf Club Gut Laerchenhof de Alemania, cuya cancha de las dos veces que ha jugado en este torneo no ha superado el corte. Y sabía lo que enfrentaba, entonces diseñó una estrategia distinta para doblarle la mano. A pesar del bogey del 10 (comenzó desde ese hoyo), siguió convencido para adelante.

Una seguridad certera, porque el chileno hizo dos birdies y un eagle en los primeros nueve hoyos. Al regreso continuó inspirado: cuatro birdies más y dos bogeys. En total, se bajó siete veces en la vuelta, ratificando su juego sólido.

Porque el Nº1 de Chile no estuvo tan preciso en el drive, pero sí en los hierros y sobre el green. En los 18 apuntó 16 greens, suficiente para darle las oportunidades necesarias y hacer los birdies con su Scotty Cameron, cuyo palo desde que llegó a su bolsa han cambiado sus resultados.

El paraguayo Zanotti, quien ganó en esta cancha y certamen por el 2014, cumplió con un score de 71 (-1) para finalizar 40º. En mejor posición culminó el argentino Rafael Echeñique, que volvió a la actividad europea para quedarse tras hacer 70 (-2) y situarse 26º.

Este torneo, que en todas sus versiones trae un field destacado, cuenta con jugadores como el ganador del Masters Danny Willett, que hizo +2 (101º), el sueco Henrik Stenson -4 (6º), el tailandés Kiradech Aphibarnrat -3 (14º), el español Sergio García -1 (40º) , el escocés Paul Lawrie +1 (82º) y Miguel Ángel Jiménez +1 (82º), entre otros.

Leaderboard