Foto: As Chile

«Es más fácil cazar a que te vayan cazando». Esas fueras las palabras de Felipe Aguilar en su última entrevista para Puro Golf. Hasta ahora, ese deseo de pasar desapercibido, ha sido cumplido. Pero ls desventaja es que los de arriba se escaparon. El chileno repitió una tarjeta de par de cancha en la segunda ronda de los Juegos Olímpicos y se dejó mucha tarea pendiente para este sábado.

Sí, porque si algo quedó en claro durante esta jornada es que para postular a una medalla al menos de bronce hay que estar peleando por el primer lugar. Lideran el australiano Marcus Fraser y el belga Thomas Pieters con -9, mientras que el sueco Henrik Stenson persigue con -8.

Ahora el valdiviano está ubicado 27º y aunque 36 hoyos son suficiente para alcanzar los de arriba, ahorase le puso cuesta arriba. Si la jornada que viene del sábado no se manda una vuelta épica en el Campo Olímpico de Golf, por lástima, tendrá que despedirse de una medalla. Así es el panorama.

Esta vez Aguilar no hizo un triple bogey, pero sí se vio perjudicado con el bogey que se lo encontró tres veces, dos en la segunda vuelta en el tramo más difícil: desde 11 al 14. Un birdie sobre el final dejó algo de ilusión, como ese gol de visita que te abre una ventaja para salir a quemar birdies este sábado. Matar o morir, he ahí el lema.

Quedan todavían grupos terminar y hasta ahora Aguilar se instala en el puesto 27º.