Foto: Warren Little/Getty Images Europe
La segunda ronda del Andalucía Valderrama Masters venía siendo positiva para Felipe Aguilar. Antes de llegar al Hoyo 17, para el día, acumulaba +2. Créalo, que firmar esa vuelta no era una mala opción. Solo 19 tarjetas bajo par se entregaron durante esta jornada. Hoy esta cancha no puso su mejor cara. Bueno, finalmente, el chileno llegaba al penúltimo hoyo del recorrido con buen aspecto.
Aguilar jugaba en una de las últimas salidas del día. En el 17 vino el vértigo de golpe y anotaba un triple bogey. De momento a otro pensaba en la chance de la eliminación. Pero no era así. De hecho, los jugadores que tenían +5 en total durante ese minuto esperaban en el clubhouse un bogey del chileno. Exactamente,19.40 hora local, Felipe jugaba el 18. Si hacía un bogey, clasificaba igual. Con par también. Pero no, el valdiviano se iba con par y arruinó la ilusión, precisamente, de cinco jugadores. Así es el golf.
Finalmente, Aguilar se ubica T53 (+4) en el campeonato. Se le ha puesto cuesta arriba su misión de quedar Top 5. Lo mira de lejos, exactamente a ocho golpes. Mañana no queda otra opción que tirar un vueltón en una cancha que se cada vez más difícil. Porque si creen que hoy Valderramaba puso su peor cara, no, están equivocados. El holandés Joost Luiten sigue siendo el puntero con -6 y otros tres jugadores, entre ellos Sergio García, lo persiguen a un golpe. LEADERBOARD